Patrocinado por RB MJN

 

 

 

La atención diaria de pacientes es un proceso bastante complejo que requiere de tu total atención. El aspecto más importante es la salud de las personas que acuden contigo. Cada una deposita su integridad en tus manos y por lo tanto debes aplicar todos tus conocimientos para lograr su recuperación. Pero además también es la clave para generar relaciones a largo plazo. En caso de que no ofrezcas un servicio que los convenza, es poco probable que quieran regresar contigo.

En ese sentido, toma en cuenta que cada año aparecen nuevos médicos que representan una competencia para ti. Para poder posicionarse como la primera opción para los pacientes debes poner atención en todos los detalles. Al hacerlo también vas a mejorar la relación al interior del consultorio y mejorar tu productividad.

Cómo lograr consultas médicas perfectas

Ahora bien, para ofrecer una atención completa a los pacientes es necesario que tus consultas cumplan con algunos requisitos. Si pones en práctica los siguientes aspectos será más sencillo que logres convertirte en el médico de cabecera de quienes acuden contigo.

Sé comprensivo

Se trata del principio activo de la empatía médica. Es natural que todas las personas tengan problemas; sin embargo, en tu caso debes dejar todas las preocupaciones fuera del consultorio. No hagas responsables a los pacientes de tus mortificaciones.

Nunca olvides que las personas suelen acudir con miedo a las consultas médicas. Por lo mismo, evita asustarlas todavía más. En cambio, si proyectas una actitud comprensiva la atención fluirá de manera natural y sin complicaciones.

Utiliza un tono de voz tranquilo

En ocasiones no importa lo que digas sino cómo lo digas. El tono de voz es más importante de lo que piensas y los pacientes lo saben bien. Evita gritar porque puedes parecer grosero, pero tampoco caigas en el extremo opuesto porque será muy complicado que te escuchen.

Lo correcto es un tono medio y gesticular de manera adecuada las palabras para que no sea necesario que las repitas.

Utiliza un lenguaje coloquial

Además del tono de voz también es importante ser lo más sencillo posible al momento de hablar con el paciente. Nunca olvides que él no es un profesional de la salud como tú y por lo tanto desconoce de términos médicos. Para que exista un entendimiento total debes de utilizar un lenguaje coloquial y olvidarte de los tecnicismos.

Escucha activa

La escucha activa es indispensable para que evites que el paciente te diga algo que ya te había dicho. En todo momento debes de enfocar tu atención en la persona que tienes enfrente. Pon atención a cada palabra que te diga porque también es una clave para determinar el origen del malestar y emitir un diagnóstico acertado.

Mantén contacto visual

Desde el momento en el que el paciente ingrese al consultorio debes observar y jamás esquivar tu mirada. En primera instancia vas a demostrar que es lo más importante para ti, pero además también es un factor para proyectar seguridad.

No te distraigas con el teléfono

Un error frecuente que cometen algunos médicos es distraerse a lo largo de la consulta con su teléfono celular. Se trata de un aspecto muy mal visto por los propios pacientes. Por lo tanto, evita repetir las fallas de tus colegas.

A menos de que se trate de un emergencia, el teléfono lo debes mantener dentro de tu pantalón. Si requieres hacer una llamada o mandar un mensaje aprovecha los tiempos muertes entre consultas, pero nunca mientras atiendes a los pacientes.

Responde todas sus dudas

A lo largo de la consulta es natural que el paciente presente interrogantes y por eso es importante que tú las respondas todas. Nunca dejes que salga del consultorio con dudas porque su propia integridad se puede ver afectada.

En ese sentido, al responder sus inquietudes también vas a demostrar que eres un médico que se preocupa por todos los detalles. Con esto, es más probable que cumplas e inclusive superes las expectativas de los pacientes y así logres generar una relación a largo plazo.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.

Patrocinado por RB MJN

 

 

 

La atención diaria de pacientes es un proceso bastante complejo que requiere de tu total atención. El aspecto más importante es la salud de las personas que acuden contigo. Cada una deposita su integridad en tus manos y por lo tanto debes aplicar todos tus conocimientos para lograr su recuperación. Pero además también es la clave para generar relaciones a largo plazo. En caso de que no ofrezcas un servicio que los convenza, es poco probable que quieran regresar contigo.

En ese sentido, toma en cuenta que cada año aparecen nuevos médicos que representan una competencia para ti. Para poder posicionarse como la primera opción para los pacientes debes poner atención en todos los detalles. Al hacerlo también vas a mejorar la relación al interior del consultorio y mejorar tu productividad.

Cómo lograr consultas médicas perfectas

Ahora bien, para ofrecer una atención completa a los pacientes es necesario que tus consultas cumplan con algunos requisitos. Si pones en práctica los siguientes aspectos será más sencillo que logres convertirte en el médico de cabecera de quienes acuden contigo.

Sé comprensivo

Se trata del principio activo de la empatía médica. Es natural que todas las personas tengan problemas; sin embargo, en tu caso debes dejar todas las preocupaciones fuera del consultorio. No hagas responsables a los pacientes de tus mortificaciones.

Nunca olvides que las personas suelen acudir con miedo a las consultas médicas. Por lo mismo, evita asustarlas todavía más. En cambio, si proyectas una actitud comprensiva la atención fluirá de manera natural y sin complicaciones.

Utiliza un tono de voz tranquilo

En ocasiones no importa lo que digas sino cómo lo digas. El tono de voz es más importante de lo que piensas y los pacientes lo saben bien. Evita gritar porque puedes parecer grosero, pero tampoco caigas en el extremo opuesto porque será muy complicado que te escuchen.

Lo correcto es un tono medio y gesticular de manera adecuada las palabras para que no sea necesario que las repitas.

Utiliza un lenguaje coloquial

Además del tono de voz también es importante ser lo más sencillo posible al momento de hablar con el paciente. Nunca olvides que él no es un profesional de la salud como tú y por lo tanto desconoce de términos médicos. Para que exista un entendimiento total debes de utilizar un lenguaje coloquial y olvidarte de los tecnicismos.

Escucha activa

La escucha activa es indispensable para que evites que el paciente te diga algo que ya te había dicho. En todo momento debes de enfocar tu atención en la persona que tienes enfrente. Pon atención a cada palabra que te diga porque también es una clave para determinar el origen del malestar y emitir un diagnóstico acertado.

Mantén contacto visual

Desde el momento en el que el paciente ingrese al consultorio debes observar y jamás esquivar tu mirada. En primera instancia vas a demostrar que es lo más importante para ti, pero además también es un factor para proyectar seguridad.

No te distraigas con el teléfono

Un error frecuente que cometen algunos médicos es distraerse a lo largo de la consulta con su teléfono celular. Se trata de un aspecto muy mal visto por los propios pacientes. Por lo tanto, evita repetir las fallas de tus colegas.

A menos de que se trate de un emergencia, el teléfono lo debes mantener dentro de tu pantalón. Si requieres hacer una llamada o mandar un mensaje aprovecha los tiempos muertes entre consultas, pero nunca mientras atiendes a los pacientes.

Responde todas sus dudas

A lo largo de la consulta es natural que el paciente presente interrogantes y por eso es importante que tú las respondas todas. Nunca dejes que salga del consultorio con dudas porque su propia integridad se puede ver afectada.

En ese sentido, al responder sus inquietudes también vas a demostrar que eres un médico que se preocupa por todos los detalles. Con esto, es más probable que cumplas e inclusive superes las expectativas de los pacientes y así logres generar una relación a largo plazo.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.