Desde mayo del presente año la variante Delta ha llegado a dominar las nuevas infecciones por coronavirus. En respuesta, las autoridades sanitarias han reiterado las medidas de prevención como la vacunación, las pruebas de diagnóstico, el uso de mascarillas y el distanciamiento social durante este incremento de casos de COVID-19, incluso para aquellas personas vacunadas. Es por eso que a continuación te compartimos algunos datos fundamentales.

A medida que las personas continúan reuniéndose en más lugares y eventos públicos, incluidas las escuelas, esto es lo que necesitas saber sobre la variante Delta y cómo las pruebas pueden ayudar a restablecer la tranquilidad.

Lo fundamental sobre la variante Delta

La variante Delta ahora representa más del 90% de las nuevas infecciones. También se cree que Delta es la cepa más transmisible de COVID-19 hasta ahora. Es por eso que a continuación te compartimos algunos de sus datos más importantes.

  1. La variante Delta fue precedida por Alpha, Beta y Gamma.
  2. “La variante Delta no es solo un tipo de SARS-CoV-2, en realidad es un grupo de variantes que tienen algunas características comunes”, explicó el Dr. Oscar Guerra, Director Médico de Diagnósticos Rápidos en Abbott. “Algunas mutaciones de la variante Delta también se encuentran en otras variantes, pero la combinación que se presenta en ella es única”.
  3. Un estudio reciente encontró que “después de meses de recopilación de datos, los científicos están de acuerdo: la variante delta es la versión más contagiosa del coronavirus en todo el mundo. Se propaga entre dos y tres veces más rápido que la versión original del virus y actualmente domina el brote alrededor del mundo”.
  4. Si bien los profesionales de la salud que tratan el reciente resurgimiento de las infecciones por SARS- CoV-2 han notado que los afectados por la variante Delta tienden a ser “más jóvenes”, las tasas de infección también se han visto afectadas por no usar mascarillas o el distanciamiento social, así como por un índice de vacunación más baja en las zonas más afectadas.
  5. “Existe evidencia que la variante Delta está claramente vinculada con tener la capacidad de escapar de las respuestas inmunes, tener una mayor transmisibilidad y poder infectar a las personas vacunadas, así como propagarse más fácilmente”, señaló el Dr. Juan Luis Mosqueda.
  6. “Los cambios individuales en el virus se producen debido a un mayor número de infecciones, lo que le da al virus más posibilidades de mutar”.
  7. Se necesita aún más investigación. “Algunas variaciones permiten que el virus se propague más fácilmente o lo hacen resistente a tratamientos o vacunas”, comentó el Dr. Juan Luis Mosqueda. “Por lo que esas variantes deben ser monitoreadas con más cuidado”.