Las vacunas son consideradas como una de las invenciones más importantes de la medicina contemporánea. Gracias a su aplicación se ha conseguido erradicar diversas enfermedades. Mientras que la diseñada contra la Covid-19 sería la clave para enfrentar la actual pandemia que se vive. En el caso particular de México se afirma que lograría una disminución de hasta el 80 por ciento en la mortalidad, aunque para conseguirlo es necesaria la aplicación en la mayoría de la población.

Es por lo anterior que el pasado 11 de octubre la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) hizo un importante anuncio. Después de una revisión que se prolongó por más de dos semanas para revisar a detalle la documentación necesaria se avaló autorizar el uso de emergencia a la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer-BioNTech en nuestro país.

La primera aplicación se hizo el 24 de diciembre y así dio inicio la primera etapa del Plan Nacional de Vacunación que tendrá una duración de 18 meses. El documento señala que en esta fase se inmunizará exclusivamente a personal médico que se encuentra en la primera línea de batalla. De tal forma, es necesario atender a pacientes infectados para tener prioridad.

Ahora bien, ha existido una fuerte controversia porque al inicio hubo una división con respecto al criterio de vacunación. Durante las primeras semanas sólo se destinó el insumo a trabajadores de la salud del sector público. La molestia del personal de hospitales privados provocó que se rectificara la campaña para incorporar a los dos rubros. Mientras que ahora los médicos de farmacias buscan ser incluidos para también ser protegidos.

Personas a las que no se recomienda recibir la vacuna

Por su parte, una duda constante es si realmente cualquier persona es candidata a recibir esta inmunización. La respuesta corta y directa es no. De acuerdo con la Guía técnica para la aplicación de la vacuna de Pfizer existen siete tipos de individuos que no deben ser vacunados porque podría ser contraproducente.

El documento cuenta con el aval de la Secretaría de Salud (SSa) y lo puedes revisar en el siguiente enlace. Además de explicar a detalle el proceso que se debe seguir para una correcta aplicación, también define las personas que no deben recibir la vacuna de Pfizer.

  1. Personas que recientemente hayan presentado Covid-19 y aun no se recuperen.
  2. Personas con antecedente de alergia grave (tipo reacción anafiláctica).
  3. Personas que han recibido transfusión sanguínea o aplicación de hemoderivados conteniendo anticuerpos o tratamiento con plasma o anticuerpos monoclonales contra la Covid-19 en los tres meses previos al día de la vacunación.
  4. Personas con hipersensibilidad conocida a los componentes de la vacuna (en especial al polietilenglicol o PEG).
  5. Personas que viven con inmunosupresión.
  6. Mujeres en estado de embarazo.
  7. Menores de 16 años.

Con respecto a embarazadas y menores de 16 años todo es debido a que en los ensayos clínicos fase III no fueron incluidos personas de estas características. Por lo tanto, no se ha determinado si la vacuna lograría generar anticuerpos o provocar efectos adversos graves.

Otras recomendaciones

También se menciona que si una mujer se embaraza o se sabe embarazada en el intervalo entre la primera y la segunda dosis de esta vacuna, la inmunización de refuerzo puede administrarse bajo la asesoría de un médico tratante después de una evaluación de riesgo-beneficio.

En tanto que mujeres en lactancia sí son candidatas a recibir la vacuna. Además no se recomienda suspender la lactancia al bebé ni antes, ni después de que se aplique este biológico a sus madres.