A través de fotografías de Instagram se puede detectar a pacientes con depresión

306

En la actualidad se ha visto un aumento considerable de personas con depresión en todo el planeta, un trastorno mental que se considera demasiado peligroso porque inclusive es capaz de orillar a los pacientes a tomar medidas extremas como el suicidio. En este sentido, ante la falta de interés de los pacientes de acudir con un experto, otra forma preventiva de atención que se ha popularizado es analizar las fotografías publicadas en Instagram.

En este aspecto, un estudio realizado por la revista EPJ Data Science afirma que observar las publicaciones de Instagram es una forma bastante eficaz para detectar a posibles pacientes con depresión porque de la misma forma en que las personas demuestran sus sentimientos a través del lenguaje corporal, también lo hacen en las redes sociales y en especial en Instagram que se basa en fotografías.

De manera más profunda, el trabajo reveló que el análisis a través de Instagram es 70 por ciento más confiable que las consultas médicas porque en la mayoría de los casos, los pacientes que padecen depresión se niegan a acudir con un experto para que los valore, por lo que resulta muy complicado detectarlos a tiempo.

Por su parte, Chris Danforth, profesor de la Universidad de Vermont (UV) y quien codirigió el estudio, explicó sobre la efectividad de este nuevo método.

Esto apunta hacia un nuevo método para la detección precoz de la depresión y otras enfermedades mentales emergentes. A través de las fotografías de Instagram a veces se puede detectar los signos de depresión antes de que se haga un diagnóstico clínico.

Instagram, la red social más dañina

Por otra parte, hace unos meses te comentamos acerca de una investigación publicada por el diario The Independent, que después de analizar a más de mil 500 jóvenes ingleses concluyó que de las redes sociales más populares, Instagram es la más dañina para la salud mental de las personas porque al ser totalmente visual y basarse en imágenes, fomenta la ansiedad, depresión, soledad, complejo de inferioridad y sueño.