En México, la desnutrición es un problema muy común. Si bien la obesidad es la forma más notable, también la anemia y otras afecciones persisten en el país. Un factor que motiva una incorrecta alimentación es el recurrir a una dieta de fuentes no confiables. Llevar a cabo un régimen alimenticio sin la supervisión de un especialista puede poner en peligro la salud.

Guadalupe Fonz Mas, del Servicio de Endocrinología del Hospital Juárez México, lamentó que los pacientes recurran a una dieta sin consultar primero a un nutriólogo. En un comunicado de la Secretaría de Salud federal (SSa), reafirmo que estar alimentado no es lo mismo que bien nutrido. Señala que también las personas con obesidad pueden tener importantes deficiencias.

Podemos ingerir cantidades excesivas de alimentos. Pero a la vez, poseer desnutrición a nivel de micronutrientes que requiere nuestro cuerpo. [Si alguien realiza una dieta para adelgazar], la gran mayoría de los casos presenta una deficiencia de vitaminas y minerales. Estas carencias ocasionan diferentes niveles de anemia, debilitamiento y cambios hormonales.

La dieta de la desnutrición

Fonz Mas reafirmó que una dieta sana debe contener productos de todos los grupos alimenticios. Es decir, frutas, verduras, cereales, carnes, pan y al menos un litro de agua. Apuntó que también existen algunas buenas prácticas para comer que solo un profesional de la salud puede conocer. Por ejemplo, que es crucial establecer horarios de comida con máximo 4 horas de separación.

Reafirmó también que una buena dieta debe incluir 5 alimentos a lo largo del día. Además de la comida, el desayuno y la cena, también deben añadirse 2 colaciones. Reafirmó que, para evitar un cuadro de desnutrición, es preferible mantenerse alejado de algunos productos. Principalmente los empanizados o capeados, las grasas saturadas, las harinas refinadas, los azúcares y el alcohol.

La especialista recordó que una parte importante de una dieta es la desintoxicación. Este proceso implica consumir probióticos, jugos, cítricos o agua simple. Fonz Mas insiste que estas bebidas permiten mejorar el funcionamiento del intestino y el hígado. Específicamente, ayudan a la eliminación de ciertas impurezas, como medicamentos, grasas procesadas e infecciones.