El 2020 fue un año lleno de complejidades y obstáculos propiciados por la mayor pandemia que ha ocurrido en lo que va del Siglo XXI. Fue un evento que cambio de forma radical la vida de la población mundial en todos los aspectos. Desde la cancelación de cualquier evento multitudinario hasta generar que ahora millones de personas trabajen a distancia. A más de un año de la confirmación de los primeros casos, la situación permanece inclusive con mayor intensidad que al inicio de la emergencia sanitaria.

Acciones de México contra la saturación hospitalaria

El caso particular de México no ha sido distinto al de otros países. Hasta el momento se ha logrado evitar el colapso del sistema de salud gracias a las acciones que se han implementado. Una de las más importante fue la reconversión hospitalaria para destinar unidades para la atención específica de casos Covid-19.

Por otra parte, la firma del convenio con hospitales privados para atender a derechohabientes también ha servido. Gracias a esta estrategia se ha evitado descuidar otras enfermedades y equilibrar el servicio entre la población del país.

Pese a todo lo anterior, el actual momento que vive el país en algunos estados ha mostrado que el problema de salud está a punto de llegar a su punto máximo. Tan sólo en el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Ciudad de México, actualmente tiene una ocupación hospitalaria del 85 por ciento. Si la tendencia sigue en aumento se corre el riesgo de llegar a la saturación como ya ha ocurrido en otras entidades.

“A gobiernos anteriores no les importó la salud”

Con respecto a lo que hoy se vive, el presidente Andrés Manuel López Obrador culpó de nueva cuenta a las administraciones pasadas. En sus palabras, se descuidó al sistema de salud pública y cuando él lo recibió en 2018 se encontraba en ruinas. A pesar de que se han hecho grandes esfuerzos, ha sido muy complicado levantarlo por completo en un par de años.

En ese sentido, afirmó que México cuenta con hospitales equipados pero el mayor problema sigue siendo la falta de especialistas. Puso de ejemplo el nosocomio del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) recién inaugurado en Tláhuac. Es considerado como uno de los más modernos de América Latina y se trata de una de las mayores obras de la actual administración.

Acerca de dicho hospital, cuenta con 300 camas pero sólo se han habilitado 120 porque no se cuenta con los suficientes especialistas para atender a los pacientes. Por tal motivo es que reiteró su agradecimiento al gobierno de Cuba por el reciente envío de una segunda flotilla de médicos a nuestro país.

Al respecto, es necesario recordar que antes de la pandemia México registraba un déficit de 200 mil médicos. De ellos, 77 mil eran especialistas.

Sobre el tema, se debe recordar que otra de las acciones del gobierno federal ha sido duplicar el número de plazas que se destinan para la formación de especialistas. De esta forma, el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) 2020 fue histórico porque por primera vez se ofrecieron más de 18 mil lugares. En tanto que se prevé que el aumento se mantenga en las siguientes ediciones.