El repunte de Covid-19 por el que atraviesa México se ha tornado preocupante por las cifras que se han registrado durante los últimos días. El número de camas disponibles en los hospitales cada vez es menor y se acerca la posibilidad de una posible saturación. Inclusive existe el riesgo de que el impacto sea mayor al registrado a mediados de año durante el apogeo de la primera ola de casos. Además, se prevé que el actual rebrote se extienda durante toda la temporada invernal.

Precisamente por el panorama que se vive es que hace unos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una importante advertencia. De manera puntual llamó a México a tomarse en serio la pandemia y respetar las medidas de prevención para prevenir casos. De igual forma, dijo que los líderes políticos son seguidos por millones de personas y por eso deben ser los primeros en poner el ejemplo.

AMLO reafirma su negación al cubrebocas

Por lo anterior, el día de hoy durante la conferencia matutina, se le cuestionó al presidente Andrés Manuel López Obrador si piensa cambiar su postura con respecto al uso de cubrebocas. Desde el inicio de la pandemia ha mostrado su oposición y las únicas veces que se ha colocado uno es cuando viaja en aviones porque es un requisito de las aerolíneas. Además de su propia salud podría servir de referente para el resto de la población. Inclusive alguna vez dijo que sólo usaría mascarilla cuando se acabe la corrupción en México.

La respuesta del mandatario fue que no piensa cambiar porque tanto el Dr. Hugo López-Gatell como el Dr. Jorge Alcocer le han dicho que no es indispensable el uso de cubrebocas contra la Covid-19. Añadió que para él lo mejor es mantener una sana distancia y que cada uno se cuide.

Por su parte, como han mencionado múltiples médicos y estudios realizados alrededor del mundo, el uso del cubrebocas no impide por completo los contagios pero sí reduce la probabilidad de que ocurran. Si además se combina con otras medidas como el lavado constante de manos y mantener una distancia de al menos un metro y medio entre personas se ofrece todavía una mayor protección. Lo importante es que todas son estrategias complementarias y una no sustituye a la otra.

Falta de congruencia entre políticos

A su vez, justamente unos minutos después de que el presidente mostrara de nueva cuenta su adversión por el cubrebocas, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, publicó un mensaje en sus redes sociales en el que recomienda las mascarillas. Precisamente esta falta de coordinación fue criticada por la OMS.

A decir el máximo órgano sanitario, gran parte de los habitantes repiten las acciones de sus gobernantes y no lo que dicen. Por lo tanto, de poco ayuda que se recomienden ciertas medidas si al final los políticos no las predican dentro de su vida cotidiana.

Y tú como médico, ¿qué opinas de la oposición de AMLO a utilizar cubrebocas?