‘Ante todo no hagas daño’: 25 historias de valentía

541

La profesión del popular neurocirujano británico, Henry Marsh, tal vez sea una de las más extremas, delicadas, arriesgadas y fascinantes.

Marsh es uno de los neurocirujanos más importantes del mundo y precisamente, esta faceta, la de cirujano intrépido realizando operaciones de alto riesgo, es una de las experiencias que el galeno relata en su libro ‘Ante todo no hagas daño‘, cuyo título se inspira en el juramento hipocrático.

La obra en cuestión supone un alarde de honestidad y valentía, en cuyas 25 historias Henry Marsh se dedica a hurgar en el cerebro de las personas pues de su pericia y su pulso depende en muchas ocasiones que un paciente recupere la visión o termine en una silla de ruedas.

Hay días en los que logro salvar vidas, pero también existen jornadas nefastas en las que un pequeño error o una cadena de infortunios me hacen sentirme el ser más triste y solo sobre la faz de la tierra”, comentó el cirujano en una entrevista a la BBC.

Y aunque los títulos de los 25 capítulos que componen esta obra posean nombres tan anatómicos (‘Hemangioblastoma‘, ‘Meduloblastoma‘, ‘Pineocitoma’, etc.), cada uno de ellos están llenos de relatos vibrantes que logran remover los sentimientos más profundos del lector par hacer más grande el umbral de sabiduría y compasión. Historias humanas, con síntomas extremos, recuperaciones que caen en lo milagroso, desastres inesperados, lecciones de ética y la relación entre médico y paciente, o el dilema de operar o no operar cuando el final de la persona es inevitable o los riesgos de hacerlo alcanzan límites intolerables.

Creo que los cirujanos siempre deben decir la verdad y nunca han de privar de toda esperanza al paciente. A veces puede ser difícil porque la esperanza puede ser escasa, y dar a la gente cifras o estadísticas sobre posibilidades y riesgos no significa mucho”, comenta el especialista.

Henry Marsh describe su profesión como una montaña rusa de emociones, en la que los múltiples riesgos, limitaciones, dudas y conflictos morales a los que deben enfrentarse los neurocirujanos en la mesa de operaciones son cosa de todos los días.   

En una época en la que a los médicos no se les permite tener ni un solo error,  ‘Ante todo no hagas daño’ nos recuerda que los profesionales de la salud también son seres humanos intentando ayudar en la medida de lo posible.

Imagen: www.salamandra.info.