Actualmente, la diabetes ocupa la segunda causa de muerte en México. Durante el último par de años se han presentado más de 100 mil fallecimientos en cada uno y para este 2020 podría ocurrir lo mismo. Mientras que la alta probabilidad de desarrollo a largo plazo de complicaciones graves como enfermedades del corazón, insuficiencia renal y ceguera ha llevado a este padecimiento a colocarse dentro de los principales motivos de mortalidad en todo el mundo.

Ante este panorama surgió la iniciativa MásQueGlucosa, la cual busca crear conciencia entre la población sobre las complicaciones como la Insuficiencia Cardíaca y la Enfermedad Renal Crónica (ERC), las dos se encuentran estrechamente ligadas con la diabetes. De hecho, se estima que el 75 por ciento de los pacientes con fallecen por afecciones del corazón y un 50 por ciento experimentan problemas renales.

Pocos realmente consiguen tener un control total

Ante este panorama, el Dr. Fernando Javier Lavalle González, expresidente de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología y adscrito al servicio de endocrinología del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, señaló que en el tratamiento de la diabetes, controlar la glucosa es importante y mejora la esperanza de vida.

El problema es que sólo uno de cada cuatro pacientes en México logra el objetivo del control glucémico a pesar de contar con múltiples terapias farmacológicas disponibles. Pero si se incluyen otros parámetros de control en lípidos, triglicéridos y presión arterial, la cifra es todavía menor porque apenas son dos de cada 100 los que lo consiguen.

Por su parte, el Dr. José Antonio Magaña Serrano, cardiólogo con subespecialidad en insuficiencia cardiaca y representante de México ante el Consejo Interamericano de Falla Cardíaca de la Sociedad Interamericana de Cardiología (SIAC), afirma que es necesario el diagnóstico y tratamiento oportuno de la diabetes porque la mayoría de las complicaciones cardiovasculares se desarrollan mucho antes de la presentación de síntomas.

La insuficiencia cardíaca es la primera manifestación de disfunción en el corazón que sufren los pacientes con diabetes, aun sin haber presentado un infarto previo.

Tal como se ha puesto de manifiesto, la diabetes es un padecimiento que está estrechamente asociado a enfermedades cardíacas y renales. De hecho, se estima que cerca del 40 por ciento de los pacientes con insuficiencia cardíaca y más de la mitad de los pacientes con insuficiencia renal son diabéticos.

Por su parte, el Dr. Alberto Hegewisch, director médico de AstraZeneca México, refirió que tener el nivel de glucosa controlada es fundamental. Por ese motivo, a través de la iniciativa MásQueGlucosa se busca impulsar una visión multidisciplinaria del tratamiento de la enfermedad, por lo que un diagnóstico temprano y un control integral ayudarán a prevenir complicaciones a futuro.