Aunque a simple vista el primer Apple Watch lanzado en 2014 parecía ser un simple reloj digital, con el pasar de los años se ha transformado. Ahora su lista lista de funciones es cada vez más extensa y en especial en años recientes se ha preocupado por incorporar varias relacionadas con la salud. Por lo mismo, las versiones más recientes ya son consideradas como dispositivos médicos.

Cuidado de la salud de los usuarios

Precisamente esta semana se presentaron las actualizaciones que tendrá el nuevo sistema operativo del Apple Watch. Las dos principales novedades son que contará con un seguimiento del sueño para analizar la salud de cada usuario, así como un monitoreo del lavado de manos. Cuando identifique que transcurra demasiado tiempo sin este hábito de higiene, enviará un recordatorio. La segunda característica es especialmente importante por el contexto actual que se vive a causa de la pandemia por Covid-19.

A lo antes descrito se suman otras cualidad con las que el Apple Watch busca consolidarse como un asesor a distancia de los médicos. De acuerdo con un boletín publicado por la compañía, el dispositivo ahora podrá rastrear el ejercicio cardiovascular de cada usuario, así como la velocidad al caminar, la longitud del paso y otras métricas.

A partir de la información obtenida los médicos podrán realizar análisis y detectar con anticipación problemas en sus pacientes. Al mismo tiempo, es una característica especialmente importante en los tiempos actuales en que no es recomendable salir de casa. Cada persona puede realizar caminatas en su hogar para no exponerse y enviar los resultados vía digital a su médico.

Con base en lo anunciado por Apple, se espera que la actualización esté disponible en otoño del presente año a través de la aplicación Salud de cada dispositivo.

Funciones ya disponibles en el Apple Watch 4

Por otra parte, la lista de características se suma a otras enfocadas en la salud ya presentes en el Apple Watch Series 4. una de las más novedosas es la capacidad para efectuar electrocardiogramas de una manera sencilla, además de que permite detectar la incidencia de fibrosis auricular y cuenta con un novedoso sistema que detecta caídas accidentales y permite llamar automáticamente a los servicios de emergencia si el evento ha dejado vulnerable al usuario.

También cuenta con la función llamada Movement Disorder API, la cual está diseñada especialmente para pacientes con Parkinson porque permite monitorear los dos principales síntomas de las personas afectadas con esta condición neurodegenerativa: el temblor en las manos y la discinesia, información que puede ser recopilada mediante gráficas para determinar el avance o deterioro del paciente y así ayudarle al médico a cargo.

Finalmente, también permite detectar apena del sueño, uno de los trastornos más frecuentes entre la población y que disminuye la calidad de vida de los pacientes.