Si atiendes a pacientes a diario sabes que el tabaquismo es una de las adicciones más frecuentes que existen. Pese a las diversas que se han emprendido como aumentar el precio de las cajetillas o colocar mensajes explícitos sobre el daño que causan, no ha disminuido su consumo. De hecho, se estima que cada vez existen más fumadores en el mundo, quienes empiezan a edades más tempranas con el vicio.

Para dimensionar el impacto del tabaquismo en la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que provoca cuatro millones de muertes cada año a nivel global. Esto significa que cada 10 segundos una persona fallece por enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco.

En ese sentido, las predicciones de la OMS indican que, para finales del 2020, el tabaquismo será responsable del 12 por ciento de todas las muertes que se registren en el planeta. De cumplirse, el porcentaje será mayor que el de los fallecimientos causados por VIH/SIDA, tuberculosis, mortalidad materna, accidentes automovilísticos, homicidios y suicidios en conjunto.

La tecnología contra el tabaquismo

Pero ahora la OMS dio a conocer una nueva estrategia para combatir el tabaquismo. Se trata de un programa de Inteligencia Artificial que simula ser una trabajadora de la salud llamada Florence. Su objetivo es interactuar de manera realista e inmediata con los usuarios. De aspecto humano, es capaz de responder las preguntas que se le hagan.

En primera instancia, la compañera virtual permitirá que cada persona se desahogue con respecto a su adicción al tabaco. Al mismo tiempo harpa preguntas clave como el tiempo que se tiene con la adicción y el número de cigarros que se fuman al día.

Una vez con las respuestas, Florence ofrecerá ayuda personalizada con respecto a las mejores estrategias para disminuir paulatinamente el consumo de tabaco. Con esto, sería como contar con un profesional de la salud al instante que no sólo escucha los problemas sino que brinda compañía y soluciones.

La propuesta hoy adquiere todavía más importancia porque estudios recientes han mostrado que el tabaquismo es una de las principales comorbilidades de la Covid-19. Para conocer más acerca de este programa de la OMS puedes revisar el siguiente enlace.