La pandemia de Covid-19 ha provocado severas afectaciones para la economía mundial. Tan sólo en el caso de México ya se han registrado más de 500 mil empleos formales perdidos y la cifra se mantiene en aumento. En tu caso como médico, es probable que el número de pacientes que atiendes a diario haya disminuido y eso tiene un grave impacto para tu consultorio.

Sin importar si atiendes a menos pacientes, existen gastos fijos que cada mes debes pagar. Desde la renta del local, luz, agua, salario de los colaboradores y otros. El panorama de cara a los siguientes meses luce incierto y por lo tanto es necesario pensar en alternativas a las que puedes recurrir.

Un camino al que cada vez más profesionales de la salud recurren es al coworking médico. De manera sencilla, consiste en la posibilidad de rentar un consultorio médico ya equipado para poder atender a los pacientes ahí mismo. Se trata de una opción mucho más económica que la forma tradicional de conseguir un espacio y además comprar toda la maquinaria que se requiere.

Aspectos positivos del coworking médico

Inclusive para los médicos emprendedores que quieren tener su propio consultorio es mucho más económico que recurrir al esquema tradicional de una renta mensual fija. El modelo de rentar un consultorio por horas, en cambio, ofrece mayor flexibilidad, facilidad y beneficio, para que los médicos administren mejor su presupuesto y tiempos.

Cuando un médico está decidido a rentar un consultorio, sabe que no solo tiene que pagar el espacio. La inversión en equipo llega a ser excesiva y necesitan que sea el adecuado para ofrecer una consulta óptima y completa a sus pacientes.

Si sumamos lo anterior, más todos los servicios que implica el lugar, la renta se vuelve excesiva y debe pagarse aún en horas muertas. Con la renta por hora, el médico únicamente pagará por el tiempo que dé servicio y podrá distribuirlo de acuerdo a sus intereses.

Consultorios amueblados y equipados

Los consultorios que ya cuentan con equipo y mobiliario necesario permiten que el médico sólo se preocupe por dar consulta. Además, son espacios que cumplen con los requerimientos de sanidad, por lo que los pacientes estarán seguros en todo momento. El médico es dueño de su tiempo

Como lo sabes, las agendas de los médicos son muy complicadas. Algunos dan servicio en diferentes ubicaciones, por lo que llega a ser difícil que puedan ofrecer consultas extra o realizar otra actividad.

El modelo de rentar por hora es un esquema que va perfecto con aquellos que desean realizar más actividades durante el día, semana o mes que les permita continuar creciendo profesionalmente. También es perfecto para aquellos médicos que ya cuentan con un trabajo fijo, pero desean dar más consultas de manera independiente.