Blockchain podría usarse para asegurar la fidelidad de los datos recabados en pruebas clínicas

Mediante la tecnología blockchain podrían reducirse incidentes como la selección sesgada de datos, omisión de efectos adversos y otras prácticas deshonestas

199

La tecnología blockchain es una de las innovaciones más importantes de la revolución digital. Sus usos no se limitan al sector financiero. De hecho, podría utilizarse extensamente dentro de la industria de la salud. Anteriormente, ya se ha propuesto aprovechar sus capacidades para la fabricación de medicamentos. Ahora, un estudio desea emplearla en pruebas clínicas.

El estudio en cuestión fue publicado por la revista Nature Communications. La investigación propone que el blockchain sea utilizado para asegurar la integridad de los datos clínicos. En específico, evitar que los expertos elijan la información que más convenga a sus objetivos. Daniel Wong, coautor del documento, afirma que este sistema podría revolucionar la industria.

[Al contrario de las aplicaciones blockchain tradicionales, este sistema no es descentralizado. Requeriría la intervención de una autoridad central, como las administraciones sanitarias. Así, para una prueba clínica, la agencia recibiría cada nueva entrada de información. Por supuesto, los investigadores todavía podrían corregir o cambiar datos]. Pero hace muy obvio cuando alguien está alterando los registros. Mostraría quién, cuando y cómo se creó o modificó un elemento.

¿Blockchain para investigaciones clínicas?

Este proyecto el blockchain forzaría a que cada nuevo registro de una prueba se escribiera en un segmento separado. Éste registraría, además de los datos clínicos, el remitente y receptor de la información, así como un identificador único. De esta forma, se vuelve imposible modificar los resultados sin generar un registro. Si en un estudio una farmacéutica quisiera, por ejemplo, eliminar efectos adversos, no podría alterar el archivo original.

La acción de la farmacéutica se registraría como un nuevo bloque, ligado al archivo original. Además, el sistema blockchain anotaría qué usuario y en qué momento intentó alterar los datos. En una prueba piloto, Wong y sus compañeros intentaron alterar los resultados en diferentes puntos de la cadena. Sin embargo, en todas las ocasiones se pudo rastrear y corregir la acción.

Wong advierte que el sistema de blockchain no es infalible. Si desde el primer registro de información se presenta una alteración (por ejemplo, que el experto a cargo de las pruebas suba datos erróneos), no se podrían detectar las anomalías. Sin embargo, defiende que podría mejorarse la vigilancia clínica de estudios internacionales. O bien, facilitar el intercambio de resultados entre equipos. Especialmente en entornos con sistemas de seguridad deficientes.