Británicos marchan en contra de los recortes que ha sufrido la salud pública

281

En 1948 nació el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), el cual hizo historia al tratarse de uno de los primeros en el mundo en implementar el servicio de salud completo, universal y gratuito, ejemplo que después seguirían más naciones y que en la actualidad forma parte de los objetivos que busca alcanzar la Organización Mundial de la Salud (OMS) en todo el planeta.

Desafortunadamente a través de los años el NHS ha sufrido transformaciones, siendo una de las más controvertidas la impuesta por la actual primera ministro del Reino Unido, Theresa May, quien a través de su actual política conservadora ha perjudicado al sector salud, pues incluso existe el riesgo inminente de la privatización de los servicios de salud.

Por lo anterior y como protesta ante las decisiones recientes tomadas por el gobierno, durante el pasado fin de semana, miles de británicos tomaron las calles de Londres para mostrar su descontento hacia el gobierno y especialmente su negativa por los recientes recortes que ha sufrido el sector salud, además del temor ante una posible privatización de este servicio básico.

De acuerdo con algunas estimaciones de medios locales, se calcula que fueron más de 50 mil personas las que protestaron en las calles de la capital, además de otros miles que se sumaron en otros puntos del Reino Unido.

¿México vive una situación similar?

Por otra parte, lo ocurrido en el país europeo sirve para comparar la actual situación en nuestro país, donde de forma constante existen quejas en torno a los recortes que el gobierno ha realizado el sector salud en años recientes, lo cual ha causado que diversos médicos del sector público denuncien el no contar con los insumos ni el equipo suficiente para atender a sus pacientes.