Capacitarán a médicos generales para detectar consumo de sustancias psicoactivas en pacientes

La SSa, IMSS e ISSSTE trabajan en un modelo integral para reducir el riesgo de inicio de consumo de drogas lícitas e ilícitas.

226

En el marco de la Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones Juntos por la Paz, la Secretaría de Salud (SSa), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) trabajan para dar un giro de 180 grados en la atención integral.

Lo anterior, a través de un modelo de inclusión y reconstrucción del tejido social que incluye la salud mental. Se busca favorecer factores de protección que reduzcan o eviten el riesgo de inicio en el consumo de drogas lícitas o ilícitas, difundiendo información sobre los efectos nocivos que causan en la salud física y mental, ya que datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que el 75 por ciento de las personas que las consumen, presentan algún trastorno de salud mental.

Acciones por realizar

Asimismo, se capacitará al personal de salud de las unidades de atención primaria para que puedan reconocer los factores de riesgo, los determinantes sociales, emocionales y culturales que hacen vulnerables a las personas, en especial niñas, niños y jóvenes, a iniciar en el consumo de sustancias.

En el campo preventivo, en la SSa se fortalecen los servicios del centro de atención ciudadana Línea de la Vida, vía telefónica en el 800 911 2000, o a través de las redes sociales Twitter, Facebook e Instagram, en donde se proporciona atención personalizada y gratuita a nivel nacional a la población consumidora y sus familiares en materia de adicciones y enfermedades mentales, las 24 horas de los 365 días del año.


Ahí se ofrece intervención en crisis y de emergencia; información sobre los centros de tratamiento especializados en adicciones; sustancias adictivas, así como herramientas para la autoevaluación de riesgos por consumo de sustancias y la detección de consumo en niñas y niños en espacios escolares y familiares, a través de señales de alerta.

En México hay con 400 unidades especializadas para atender a personas consumidoras de sustancias y a sus familiares, 45 Centros Integrales de Salud Mental y tres hospitales psiquiátricos federales. A estas tareas se suma el trabajo de los 120 Centros de Integración Juvenil (CIJ), de los cuales 106 son de prevención y tratamiento, 11 de hospitalización, dos atienden a usuarios de heroína y uno más está dedicado a población infantil.