La literatura médica cuenta con millones de casos registrados; sin embargo, siempre aparecen nuevos que llaman la atención por distintos motivos. Algunos se convierten en hazañas, otros muestran las capacidades de los profesionales de la salud y también hay otros bastante extraños. Al final todos sirven para mostrar las infinitas posibilidades que se pueden presentar en cualquier momento.

Lo anterior sirve para poner en contexto lo que ocurrió en la India. Una mujer de 30 años presentó ligeros dolores abdominales que se incrementaron en intensidad. Después de varios días con la molestia sin que desapareciera, optó por acudir a consulta con un médico.

Diagnóstico sorpresivo

Como reporta el periódico The Indian Express, en un primer instante el galeno no pudo determinar la causa así que solicitó el apoyo de un especialista. Después de una revisión a fondo se determinó que la paciente padecía de cáncer testicular.

Aunque podría parecer ilógico, el especialista señaló que el problema surgió desde el nacimiento mismo de la paciente. Al contar con genitales externos femeninos se dictaminó que era mujer, aunque en realidad es un hombre.

Esta situación tan peculiar es conocida como Síndrome de Insensibilidad a los Andrógenos (AIS). Es una condición bastante rara que se presenta cuando una persona que es genéticamente masculina (tiene un cromosoma X y un cromosoma Y) es resistente a las hormonas masculinas. Como resultado, la persona tiene algunos o todos los rasgos físicos de una mujer, pero los caracteres genéticos de un hombre.

De tal forma, la paciente desarrolló senos y la apariencia de una mujer; sin embargo, el útero y los ovarios estuvieron ausentes desde el nacimiento. Además durante el interrogatorio la afectada declaró que nunca en su vida había menstruado, aspecto al que nunca le prestó importancia.

Incidencia a nivel mundial

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que alrededor de uno de cada 20 mil bebés nace con este síndrome. Una de las consecuencias más frecuentes es la incapacidad de uno o ambos testículos para descender al escroto después del nacimiento.

Por tal motivo, la paciente fue que desarrolló cáncer testicular. Aunque de momento se reporta como estable y ya inició un tratamiento médico.