Gracias a la capacitación y trabajo del personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se logró salvar la vida de un paciente que presentó múltiples complicaciones por Covid-19. El afectado estuvo internado en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 de Saltillo, Coahuila. Dentro de sus malestares tuvo insuficiencia renal, desequilibrio electrolítico y sangrado pulmonar, lo que ameritó intubación y sedación durante dos semanas.

Aplicar todas las líneas de tratamiento

Debido a su gravedad, el paciente fue atendido con plasma convaleciente. A decir del equipo multidisciplinario que lo atendió, se aplicaron todas las líneas de tratamiento posibles para evitar su fallecimiento.

La neumóloga y líder de uno de los equipos Covid-19, Alejandra Carolina Moncada López, explicó que el paciente, de 34 años de edad, ingresó al hospital el 2 de junio. Al principio existió la sospecha de infección por SARS-CoV-2, tras un viaje que realizó al Estado de México.

Después de que se aplicó el examen se comprobó que tenía Covid-19. A los pocos días comenzó a desarrollar las complicaciones mencionadas. A decir de los especialistas, todas son descritas como muy graves en la literatura médica mundial.

Importancia del apoyo familiar

Por otra parte, los trabajadores del IMSS mencionaron que además de los tratamientos médicos también fue muy importante el apoyo de la familia. En este caso, a través de videollamadas se permitió la comunicación del paciente con sus seres queridos mientras estuvo internado.

Finalmente, después de semanas de angustia, la mañana de este 12 de julio se dio de alta al paciente. Ahora desde su hogar se le dará seguimiento para asegurarse de que no existan recaídas. Su caso representa un ejemplo para todos. En primera instancia, el paciente se enfrentó a varias de las consecuencias más severas que existen y logró superarlas. Con respecto al equipo médico, realizó su trabajo con total profesionalismo y jamás se perdió la esperanza en obtener un resultado satisfactorio.