Científicos mexicanos diseñan nanofármacos contra enfermedades cardiovasculares

Los nanofármacos buscan desde disminuir los efectos secundarios de los medicamentos hasta volverlos más eficientes.

363

En nuestro país las enfermedades cardiovasculares representan la principal causa de muerte. Pero más allá del impacto que tienen en la calidad de vida de las personas, también impacta de otras formas. Tan sólo se debe considerar que las Enfermedades Crónicas No Transmisibles consumen el 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Se trata de un problema que cada vez es más grande y en algún momento resultará impagable.

Ante este panorama, científicos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) han encontrado en la nanotecnología una posible solución. Mediante esta herramienta es posible diseñar, construir y aplicar fármacos inteligentes. El objetivo es atender las enfermedades cardiovasculares.

Los medicamentos del futuro

Al respecto, Juan Manuel Vélez Reséndiz, investigador de la Escuela Superior de Medicina (ESM) y especialista en cardiología, detalló parte de su trabajo. Se busca desde disminuir los efectos secundarios de los medicamentos hasta volverlos más eficientes.

Los nanodispositivos actúan como transportadores para una liberación dirigida y controlada por diferentes rutas a través del organismo hasta el sitio blanco. Esto permite eliminar o reducir al mínimo posible los efectos adversos que generan los fármacos usados actualmente para tratar tales afecciones.

En ese sentido, otra de las ventajas es que se combatirá las enfermedades cardiovasculares desde el interior del cuerpo humano, a nivel celular y molecular.

Actualmente, todos los medicamentos para tratar patologías cardiovasculares tienen efectos colaterales. Al llegar al torrente sanguíneo actúan en más de un sitio en el organismo y en cada uno ejercen un efecto. Pero nuestros medicamentos son inteligentes y no tienen efectos colaterales, toda vez que aprovechamos las propiedades electromagnéticas para dirigir y controlar que lleguen únicamente al sitio blanco a nivel molecular.