Inician en Estados Unidos pruebas clínicas de vacuna contra el zika

250

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus del zika podría encontrarse presente en África, América, Asia y Oceanía. Como sabes, el microorganismo causante del zika puede afectar significativamente el desarrollo del feto durante el embarazo, provocando microcefalia y otras malformaciones congénitas.

Ante estos retos, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los Estados Unidos ha decidido comenzar las pruebas clínicas para comprobar la eficacia de una nueva vacuna contra el zika. Cabe destacar que la citada ronda de experimentación contará con la participación de 28 personas entre 18 y 50 años de edad.

A través de un comunicado del NIHAnthony Fauci, director del NIAID, afirmó que actualmente no existe ningún tipo de vacuna para prevenir el zika; sin embargo, múltiples científicos y laboratorios de todo el mundo trabajan para desarrollar una opción viable, incluyendo sus colaboradores.

La infección por el virus del zika es una amenaza significativa para las mujeres embarazadas y sus fetos. Podemos esperar brotes de la enfermedad y casos de transmisión en donde abundan los mosquitos Aedes aegypti. El Instituto permanece comprometido para desarrollar vacunas efectivas y seguras contra el zika y estamos orgullosos de comenzar esta prueba clínica con una vacuna atenuada viva.

Por su parte, Stephen Whitehead, del Laboratorio de Enfermedades Virales del NIAID, afirma que la vacuna que desarrollaron contiene un virus quimera, creado a partir de un virus del dengue tipo 4 al que se le adicionaron proteínas superficiales características del zika. En la fase 1 de las pruebas clínicas, se espera que el sistema inmune de los participantes genere una respuesta positiva y además no existan efectos adversos en el tratamiento.

Si esta prueba resulta exitosa, el Dr. Whitehead pretende combinar su vacuna para el dengue (en la fase 3 de pruebas clínicas) con la esperanza de crear un tratamiento que pueda prevenir ambos padecimientos a la vez. Para los resultados de la investigación, 20 de los participantes recibirán una dosis de la terapia experimental y a los otros 8 se les administrará un placebo.

Después de las dosis, los participantes deberán volver periódicamente a las instalaciones de NIAID para proporcionar pruebas de sangre y realizar pruebas físicas durante seis meses. Así, los investigadores podrán determinar si las personas están desarrollando anticuerpos contra el zika. Se espera que la investigación tarde un año en completarse.