Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Si existe una cosa peor que no tener una estrategia de marketing, es definitivamente tener una mala estrategia. Y es que, el coste de la mala publicidad, no sólo es monetario; en un mundo en el cual las redes sociales son la forma de comunicación más utilizada, los efectos pueden ser devastadores para tu imagen profesional.

No podemos olvidar, que el mundo está cambiando y en la actualidad, los resultados se miden en likes. Por ello, las campañas invasivas, una imagen negativa o contenidos que se alejen de lo que tu público objetivo espera de ti, puede hacer que se esfumen buena parte de tus pacientes y por ende de tus ganancias.

¿Marketing malo?

Atrás quedaron los tiempos en los que se afirmaba que no importa que se hable bien o mal, siempre que se hable. Más cuando, como médicos dependemos absolutamente de la imagen que tienen de nosotros nuestros pacientes. Por ello, es importante implementar buenas prácticas para atraer al público, en vez de alejarlo.

El error más frecuente que cometen los médicos que se inician en el mundo digital, es aventurarse solos. Si bien es cierto que, existe una democratización en cuanto a la creación de páginas web y la forma de compartir contenidos mediante las redes sociales, no es recomendable iniciar una campaña completa de marketing digital solo.

En primer lugar, porque requiere mucho tiempo que por lo general, no tenemos; y en segundo término porque, el público es muy crítico del contenido que consumen. Así que, es preferible abarcar sólo aquellas cosas que podemos manejar, como por ejemplo el manejo de los perfiles sociales; y dejar a profesionales el diseño de la página web para nuestro consultorio.

Otra cosa que debemos manejar adecuadamente es el lenguaje de nuestras campañas, más cuando debemos tratar temas sensibles. No se trata de ser políticamente correcto y no expresar opiniones personales, se trata de hacerlo de una forma tal que no resulte ofensiva a nuestros pacientes. Como sugerencia, los temas políticos, religiosos y de extrema sensibilidad social, deberían quedar fuera de nuestras cuentas profesionales.

Las campañas invasivas también están fuera de discusión. Por ello, debemos asesorarnos respecto al inbound marketing, que es una manera mucho más efectiva de atraer seguidores que bombardearlos con publicidad que no quieren recibir. Ahora bien, no estamos diciendo que las campañas publicitarias no sean una buena manera de atraer pacientes; solo que hay que hacerlo bien para que sea realmente efectivo.

Te puede interesar: Aprende a usar el neuromarketing para tu campaña de marketing médico

¿Cómo puedes recuperarte de una mala campaña de marketing?

El primer consejo, es que contrates a un profesional que te brinde asesoría y apoyo. Sin embargo, si no es posible contar con uno, lo primero que debes hacer es informarte. En internet puedes encontrar artículos muy útiles de gestión de contenidos especializados para profesionales de la salud.

Otra buena idea es, visitar perfiles de colegas con buen engagement y gran número de seguidores; para prestar atención al tipo de contenidos que publican. No se trata de copiar su contenido, sino de inspirarse para crear mejores publicaciones y llegar a más personas.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.