Patrocinado por RB MJN        

 

 

 

 

 

Las enfermedades graves, podrían entrar dentro de lo que se llama “malas noticias” y que, según el sitio web Scielo.IscIII, se podría definir como “aquella que drástica y negativamente altera la propia perspectiva del paciente o sus familiares en relación con su futuro. El resultado es un desarreglo emocional o de comportamiento que persiste en un tiempo después de que la mala noticia es recibida”.

La reacción de un paciente ante una mala noticia dependerá de su personalidad, apoyo familiar percibido, creencias religiosas y del marco antropológico-cultural en el que vive. Es por eso por lo que debes tener tacto a la hora de comunicar una enfermedad grave o una mala noticia para los pacientes, así que a continuación te vamos a ofrecer una serie de consejos que desde el sitio web de Afectados por el Cáncer de Pulmón ofrecen para aquellos pacientes a los que hay que comunicar malas noticias:

6 Etapas psicológicas por las que pasa el paciente

Las reacciones del ser humano ante una enfermedad grave, hospitalización o necesidad de cierto tipo de tratamientos quirúrgicos o farmacológicos, da lugar a una serie de necesidades emocionales que, de no abordarse, se suman al proceso de enfermar, incrementando así el malestar y las necesidades del paciente. Frente al diagnóstico de una enfermedad grave son varias las etapas psicológicas que sufre el paciente: 

  • Shock 
  • Negación
  • Rabia
  • Tristeza
  • Miedo
  • Aceptación

Así que tanto si un paciente como la familia necesita ayuda psicológica, debe saber que existe la figura del psico-oncológico, que es un tipo de psicólogo especializado en abordar las necesidades del paciente oncológico y sus familiares y cuyas principales funciones son:

  • Detectar la existencia de problemas psicológicos del enfermo.
  • Valorar las estrategias de afrontamiento que el paciente y su familia utilizan ante la enfermedad.
  • Reforzar y/o enseñar recursos de afrontamiento que mejoran la adaptación y el ajuste a los cambios que conlleva la enfermedad oncológica.
  • Contribuir a aumentar la calidad de vida percibida del paciente.

En lo que respecta a la forma de cómo informar de una mala noticia o una enfermedad grave, son varias las cosas a tener en cuenta y la mejor forma de hacerlo es de la siguiente manera:

  1. Dar tiempo para asimilar la mala noticia o enfermedad grave y es que las malas noticias se deben dar mejor en pequeñas dosis.
  2. Permanecer atento a lo que cada uno necesita y quieres saber, prestando atención a la comunicación no verbal.
  3. No interrumpir ni dar nada por supuesto.
  4. Evitar frases afirmativas y es que las preguntas abiertas facilitan la expresión.
  5. Respetar el silencio y es que esto es una muestra de que estamos ahí compartiendo el dolor.
  6. Escuchar y compartir sentimientos y emociones.

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica