Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Seguro que, últimamente, habrás escuchado mucho sobre branding aunque quizá no sepas lo que es. Según la web Citysem, el branding “es el proceso de definición y construcción de una marca mediante la gestión planificada de todos los procesos gráficos, comunicacionales y de posicionamiento que se llevan a cabo”.

En salud, el branding es un aspecto fundamental y una marca personal es algo que no puedes controlar de forma directa ya que se basa en la percepción que tienen tus clientes (en este caso pacientes) sobre ti. Aunque para que esa imagen sea lo más positiva posible, si puedes y debes cuidar tanto los aspectos relativos a la visita en la consulta como los aspectos previos y posteriores a dicha visita.

Crear una marca personal te va a servir para gestionar cómo te ven y cómo te valoran los pacientes tanto antes como después de la visita. En la actualidad, 9 de cada 19 pacientes buscan un médico o información sobre salud en Internet. Así que, por este motivo, es muy importante labrarse una buena reputación online y si consigues crear una imagen positiva, las posibilidades de incrementar el número de pacientes serán más elevadas.

Si quieres lograr construir una marca personal como especialista, tu marca personal reflejará quién es y cómo le ven sus pacientes. Esta percepción se crea en la mente de las personas según lo que hayan visto, escuchado o leído sobre ti o sobre tu consulta. Así que si quieres empezar a trabajar sobre tu marca personal, puedes seguir algunos consejos como son los siguientes:

Analizar tus puntos fuertes

Es decir, debes identificar aquello que te diferencia y que será clave para potenciar sus habilidades, cualidades, conocimientos o talentos y destacar ante tus competidores.

Fija tus objetivos

Antes de iniciar cualquier tipo de acción, debes fijar tus objetivos como profesional de la salud y saber por qué quieres crear tu marca personal. Es decir, te puedes plantear ¿a quién se va a dirigir? La estrategia será bien diferente si estás buscando ser contratado en un prestigioso hospital o si quieres ganarte la confianza de tus pacientes en un campo específico de salud.

Ser coherente

Debes ser coherente con lo que se dice y se hace, ya que esto es básico para que sus paciente te tengan en buena consideración y no seguir esta pauta puede mermar tu prestigio.

Valores

Otra cosa fundamental es sacar a relucir aquello que te hace único como persona. Aunque tu marca personal está relacionada con su personalidad, viene definida por lo que proyecta a sus pacientes durante las visitas, de modo que debe mostrar que su forma de trabajar está ligada a sus valores.

Canales de comunicación

También debes definir cuáles son los canales de comunicación que utilizarás para crear tu marca personal. Puedes utilizar blogs, redes sociales o webs, entre otros.

Tipo de contenido y tono

Una guía de estilo es fundamental y antes de crear un blog o una web, debes pensar qué quieres contar y qué lenguaje utilizarás para contarlo. Todo lo que escribas tiene que ser creíble y genera confianza en los usuarios o pacientes que lo lean, ya que dependerá de ello tu prestigio como médico.

Estilo de las comunicaciones

Debes unificar tipografías, foto profesional, logotipos e imágenes de la consulta, tanto en sus medios online como en sus recetas, anuncios, folletos o facturas. De esta forma vas a crear una imagen personal o sobre tu consulta que los pacientes podrán reconocer con facilidad.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica