¿Cómo dejó Evo Morales al sistema de salud de Bolivia?

Las acciones de Evo Morales en el rubro sanitario mientras estuvo al frente de Bolivia fueron igual de controvertidas que su manera de gobernar.

0
159
Medicos-Salud-Bolivia

En últimos días la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia ha sido la noticia que ha acaparado los reflectores internacionales. Ocupó el máximo cargo de su país durante 13 años consecutivos y por su forma de ser se convirtió en uno de los líderes más controvertidos de América Latina. Pero más allá de la verdad detrás de su dimisión, lo importante aquí es abordar el tema desde el punto de la salud.

Atención médica gratuita para todos

En este aspecto, a lo largo de su gestión, el mandatario boliviano se enfocó en transformar al sistema de salud de su país. Desde un inicio prometió que se enfocaría en apoyar a los más necesitados y por eso uno de sus compromisos fue alcanzar la universalización sanitaria. Al ser una persona de orígenes humildes, se enfocó en la comunidad rural e indígena.

El punto máximo de su estrategia se dio en febrero de 2019 con la promulgación del Sistema Único de Salud (SUS) en Bolivia. Al modificar la Ley Federal, garantizó la atención médica para todos los habitantes sin excepción.

El SUS entró en vigor el 1 de marzo del presente año con una cobertura inicial de 300 prestaciones gratuitas de salud. Todas ellas fueron distribuidas en hospitales públicos de primer, segundo y tercer nivel. Además, a lo largo de su mandato, Morales invirtió una parte representativa del presupuesto en la construcción y equipamiento de nosocomios.

Con base en datos oficiales del gobierno de Bolivia, en poco más de una década la mortalidad infantil pasó de 50 a 24 por cada mil nacidos vivos. Con respecto a la esperanza de vida, aumentó de 64 a 72 años.

La otra cara de la moneda

Pero a pesar del esfuerzo de Evo por la salud, no todo fue próspero durante su mandato. También se debe analizar el otro aspecto de su gestión. Son diversas las quejas documentadas acerca de que no todo fue tan próspero en materia hospitalaria como afirmaba el ahora ex presidente.

Muchos acusan que las acciones de Morales siempre fueron en favor de los pacientes de clases bajas pero jamás se apoyó a los profesionales de la salud. En específico, se menciona que existe una desproporción en el número de médicos por cada millar de habitantes. El resultado es una saturación de las unidades sanitarias.

A su vez, la situación se agudizó en 2018 cuando se aprobó una modificación al Código Penal federal. Con esto, se proponía encarcelar de 2 a 6 años e inhabilitar a los médicos que causaran daños a la salud y la vida de sus pacientes. La situación causó el enojo del gremio, el cual afirmó que se le estaba dando el trato de criminales a todos los médicos.

Como en su momento documentamos, Bolivia vivió una de las mayores huelgas de médicos de las que se tenga registro. El paro de labores se prolongó durante 47 días, mismos en los que los mayores afectados fueron los pacientes que quedaron sin atención pública. Al final el gobierno cedió y se logró la finalización del conflicto.

Como se puede apreciar, lo hecho por Evo Morales en el rubro sanitario es igual de polarizante que la mayoría de sus acciones políticas. En el aspecto de la salud, tuvo buenas ideas aunque la ejecución no siempre fue la más adecuada. A su vez, su preocupación por los más necesitados derivó en que se olvidara de las necesidades básicas de todos los galenos del país.

Taboola