Patrocinado por RB MJN      

 

 

Como parte de tu trabajo médico debes mantener comunicación con los pacientes que acuden a tu consultorio. Todos presentan una enfermedad o molestia y a través de tus conocimientos debes identificar el origen del problema para ofrecer la mejor solución. La forma para conseguirlo es mediante una serie de preguntas. Mientras más certeras y precisas sean tus interrogantes vas a obtener la información necesaria para emitir un diagnóstico. Ahora bien, lo ideal es que el paciente sea igual de honesto que tú dentro del consultorio. Aunque como lo puedes identificar dentro de tu práctica diaria, no todos son así. Por diversos motivos, existen personas que tienden a mentir a lo largo de la consulta. Aunque para ellos es un aspecto sin importancia, en realidad puede ser motivo suficiente para que no se logren diagnósticos precisos.

El problema de mentirle al médico

Ya sea de manera inconsciente o a propósito, la falta de honestidad perjudica en mayor medida al propio paciente. Las consecuencias pueden variar desde no alcanzar una recuperación total hasta presentar recaídas o desarrollar otras enfermedades. Ante este tipo de problemas, lo ideal es siempre fomentar una relación de confianza con los pacientes que acudan contigo. Debes generar un ambiente cálido en el que se sientan a gusto a lo largo del servicio. Elimina todos tus prejuicios y nunca critiques a quienes te visiten porque puedes provocar que no sean honestos al momento de realizar las preguntas. Aunque por otra parte, existen algunas personas que sin importar las circunstancias, suelen mentir dentro del consultorio médico. Para este tipo de situaciones es complicado cambiar el comportamiento del paciente; sin embargo, un punto a considerar es que existen algunas señas y características que delatan cuando alguien no dice la verdad. En ese sentido, algo que puedes hacer es identificar los principales rasgos que caracterizan a una persona cuando no es honesta. De esta manera será más sencillo determinar cuando un paciente no responda de manera adecuada tus preguntas en el cuestionario.

  • Responde con dudas

Si al momento de hacer una pregunta para obtener un diagnóstico observas que el paciente muestra una actitud temerosa o responde con dudas, es bastante probable que te mienta. En muchos casos es muy evidente y por lo tanto debes insistir en la importancia de la honestidad para poder brindar la mejor opción de tratamiento.

  • Mueve rápidamente la cabeza

Si al hacerle una pregunta directa al paciente ves que mueve rápidamente su cabeza, podría estar mintiendo en su respuesta y eso puede alterar por completo tu diagnóstico.

  • Cambia de opinión

Si al momento de hacer una pregunta precisa observas que el paciente cambia de respuesta de manera sospechosa, también es bastante probable que se trate de una mentira. Cuando alguien es honesto y está seguro de algo no necesita alterar sus declaraciones.

  • Se tapa la boca

Otra señal delatora es cuando el paciente se cubre la boca con las manos. De acuerdo con los psicólogos, esto sucede de forma automática cuando una persona no quiere enfrentar un problema o responder una pregunta. Cuando alguien coloca sus manos sobre sus labios, significa que no quiere revelarlo todo, o que simplemente no quiere decir la verdad.

  • Mantiene una respiración acelerada

Cuando alguien está mintiendo, por lo regular comienza a respirar con mayor rapidez o pesadez. Cuando la respiración cambia los hombros se levantan y la voz podría adoptar un tono más bajo. En términos médicos, su respiración se modifica porque aumenta su ritmo cardíaco y circulación sanguínea.

  • Mueve demasiado su cuerpo

Otra señal para saber que tu paciente está mintiendo es que cambia su postura y se coloca en una posición rígida porque eso es una señal de que está nervioso y podría estar mintiendo al momento de responder tus preguntas. Si detectas cualquier de las actitudes descritas recuerda hacer un recordatorio al paciente acerca de la importancia de la honestidad en sus respuestas. De no ser así pueden existir errores en el diagnóstico y eso puede derivar en no identificar de manera adecuada el origen de su molestia.

Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.