Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

En el entorno médico, las batas médicas se han convertido en todo un referente de profesionalidad sobre todo en consultas médicas, clínicas, laboratorios y lugares para la experimentación científica.

¿Para qué se utiliza una bata médica de trabajo? 

Básicamente, su uso se debe a razones de seguridad, protección e higiene, tanto para el profesional como para el paciente.

Eso sí, no todo es protección ya que también es más una cuestión de imagen y es que, tal y como transmiten en la web de Anade, “el hecho de que el médico o farmacéutico lleve bata sanitaria nos transmite seriedad y confianza y depositamos nuestro bienestar en él porque nos transmite profesionalidad”.

Las batas son prendas diseñadas para proteger la ropa y piel de sustancias químicas que puedan derramarse o producir salpicaduras. Son diferentes los tipos de batas médicas que existen en el mercado. A continuación, te ofrecemos todos los tipos que existen (según la web de ropa profesional Anade) y en qué aspectos fijarte para su elección:

Color

Sin duda alguna, las batas más conocidas son las de color blanco pero, en la actualidad, vas a encontrar batas sanitarias en color azul celeste y verde en los quirófanos. Pero, ¿Cuál es el significado de los colores? El blanco simboliza vida, pureza y refleja la luz y transmite calma. Este color repele el calor y, sobre todo, tiene un importante carácter simbólico ya que transmite una sensación de poder, sabiduría y eficacia profesional.

Como ya hemos dicho, también existen batas en colores oscuros como azules o verdes y que ocultan mejor la suciedad más que las blancas. Aunque lo más recomendable es usar bata blanca en sector sanitario, puedes personalizarla con un toque de color en algún detalle como solapa, puño o bolsillo.

Materiales

Son varios los materiales en los que puedes encontrar fabricadas las batas médicas como, por ejemplo, fibras sintéticas o algodón. Debes escoger el material según el tipo de trabajo a realizar y lo más resistente posible. Estos son los diferentes materiales y los beneficios de cada tejido:

Lana: es un material que protege de salpicaduras o materiales triturados, pequeñas cantidades de ácido y pequeñas llamas.

Algodón: protege frente a objetos volantes, esquinas agudas o rugosas y es un buen retardante del fuego.

Fibras sintéticas: es un material que protege de chispas, radiación infrarroja o ultravioleta, pero que pueden amplificar los efectos adversos de algunos peligros del laboratorio.. En contacto con llamas, la fibra sintética puede producir ampollas y quemaduras en la piel o emitir humos irritantes.

Diseño

El diseño de la bata blanca por excelencia es con solapa y trabilla trasera y existen diferentes tipos como unisex, cortas, de laboratorios, largas, con cierre de botón o automáticos.

En laboratorios lo ideal es elegir una bata blanca de manga larga y lo más cerrada posible. Será importante si tiene puños o un cuello alto y optar por un cierre automático para que así sea más sencillo abrochártela y quitártela rápidamente.

Para farmacia, óptica o clínica de estética y profesiones más de cara al público, lo ideal es que el largo sea a media pierna ya que esto favorecerá tu imagen.

Para consultas médicas o médicos, lo ideal es decantarse por un modelo bata sanitaria y la elección de un largo u otro estará determinada por el tipo de prenda que vistas debajo.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica