Patrocinado por RB MJN         La actual pandemia de Covid-19 ha generado una completa transformación en el mundo. Al menos la mitad de la población global permanece resguardada en sus hogares. Además se ha generado un pánico colectivo al contacto entre personas. Aunque la salud es un bien necesario e indispensable, también existe el riesgo a que el gremio se vea impactado por la situación actual. De manera concreta, se estima que en un mes se perdieron más de 100 mil empleos formales en México. Se trata de una cifra abrumadora y lo peor es que se estima que apenas es el inicio de una prolongada recesión. Con personas que tienen miedo a salir de sus casas o que se han quedado sin un ingreso fijo, tú como profesional de la salud también puedes sufrir. Tal vez ya has empezado a notar que ha disminuido el flujo de pacientes dentro de tu consultorio. Y si no es así, corres el riesgo de que durante los próximos meses ocurra algo similar. Para enfrentar este tipo de riesgos es que debes anticiparte y emprender medidas. Otro aspecto a considerar es que una vez finalizada la contingencia sanitaria, el temor permanecerá en gran parte de la población. De tal forma, también durante ese período podrías sufrir y ver una disminución en tu número de pacientes. Con lo anterior en mente, lo que requieres es contar con estrategias que te ayuden a evitar perder pacientes durante la temporada actual. Vivimos un momento complicado pero si realizas acciones adecuadas vas a evitar que tu consultorio se vea afectado.

Ofrece varias opciones de atención

En primer lugar debes de combatir el hecho de que las personas no quieren o pueden salir de sus hogares. La contingencia sanitaria ha obligado que la mayoría permanezcan en sus hogares y aunque acudir a una consulta es catalogado como una acción esencial, muchas personas no lo ven así. Caminos como la automedicación o simplemente evitar acudir con un médico cada vez serán más recurridos entre la población. Con esto, tu negocio está en riesgo y necesitas pensar en cómo enfrentar las adversidades. Si los pacientes no pueden salir de sus casas entonces ofrece la alternativa de las consultas a distancia. Existen múltiples servicios gratuitos de videollamadas que te serán de utilidad. En la actualidad ya no es necesario que ambas partes se encuentren en el mismo punto físico porque la tecnología se ha encargado de eliminar las barreras geográficas. Mientras más alternativas de atención le ofrezcas a tus pacientes, es menos probable que te dejen u opten por acudir con otro médico.

No abandones a los pacientes

Un error frecuente que cometen los médicos es que no les dan seguimiento a los pacientes. En cualquier época del año es grave, pero antes las circunstancias de contingencia sanitario lo es todavía más. Si las personas sienten que los galenos no les prestan atención fuera del consultorio, es menos probable que quieran regresar. Junto con tus colaboradores debes de indicar que siempre se lleve un registro de todos los pacientes que han acudido contigo. Si alguno requiere una consulta de seguimiento es indispensable que se le contacte para recordarle la hora y fecha en la que debe regresar. De igual forma, se le debe preguntar si se le complica regresar para ofrecer un cambio en el día y reprogramar la cita. Mientras mayor importancia muestres a los pacientes, mayor fidelización van a tener contigo. Debes de tomar en cuenta que dentro del gremio de la salud existe una fuerte competencia debido al elevado número de consultorios médicos que existen en todo el país. Para evitar que el paciente te cambie por otro médico debes mostrar que cada una de las personas que atiendes son importantes y lo cual es así.

Proyecta empatía médica

Uno de los aspectos que más se les complica a los médicos es desarrollar su lado empático. Aunque pueden tener grandes conocimientos, dentro de la facultad nunca se enseña cómo ofrecer un trato humanista a los pacientes. Más allá de ofrecer un diagnóstico acertado, también se requiere de una atención cálida y directa. Una de las quejas recurrentes de los pacientes es que sienten que son tratados como si fueran números de expedientes y no como personas. Cuando eso ocurre la mayoría prefiere cambiar de médico e iniciar una nueva relación. Con esto en mente, aspectos como llamar a los pacientes por sus nombres o resolver todas las dudas que se generen durante las consultas son indispensables. Aunque sea una relación profesional debes recordar que tienes enfrente a una persona y no a un robot. Generar un ambiente de seguridad promueve el inicio de relaciones duraderas. El seguir las indicaciones anteriores te servirá para mejorar la atención con tus pacientes y eso se traducirá en mejores relaciones. Recuerda que se acercan momentos difíciles y es preciso que fomentes una relación cordial para que decidan continuar con tu servicios. Nunca olvides que los pequeños detalles son los que marcan grandes diferencias.
Material dirigido solo a profesionales de la salud. Información realizada para profesionales de la salud en territorio mexicano. Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.