Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Para cualquier niño, ir a la consulta del pediatra puede ser un completo trauma pero esto es algo que se podría cambiar si se informa correctamente a los más pequeños de que acudir al pediatra no es algo malo. Si quieres que los niños que acudan a tu consulta lo hagan de forma pacífica y sin ningún tipo de temor, a continuación te vamos a ofrecer algunos de los consejos clave para que, como profesional, les des a los padres para que los niños acudan a la consulta sin ningún tipo de pavor.

Si tienen entre 3 y 6 años, algunas cosas que podrías tener en cuenta para informar a los padres sobre el acudir a la consulta de los niños, es seguir algunos de los consejos que ofrecen desde la web Ser Padres:

Jugar a médicos

Esta es una forma ideal de quitarles el miedo a los niños ya que a los niños les encanta representar profesiones. Así que esto es perfecto para aprovechar su imaginación y jugar con ellos a ser médicos que curan y no hacen daño.

Hablar bien del pediatra

Es importante que le indiques a los padres que deben hablarle bien de su pediatra en todos los momentos, incluso cuando está sano y es que el médico es la persona que ayuda a no sentir dolor. Además, si lo llamas como a un amigo, no lo verá como a una persona ajena sino como a un amigo.

Siempre decir la verdad

Aconsejale a los padres que siempre le digan a sus hijos la verdad, es decir, cuando tenga una cita para ir al pediatra no hay que engañarle para que así no sufra ya que, de esta forma, lo que consigas es que el niño tenga más miedo al pediatra. 

Evitar que vean a otros niños saliendo de la consulta

Si el niño está en la sala de espera y ve que sale otro niño llorando de la consulta porque ha pasado un mala experiencia, lo normal es que el niño entre ya con mala predisposición al médico. Así que los padres pueden preguntarte, como profesional, si podrían esperar en otro lugar que no sea la sala de espera común

Dejar hablar al niño

Los padres tienden a entrar en la consulta y no dejar de hablar. Pero, como médico, lo que tienes que fomentar, para que el niño se sienta totalmente cómodo es hablar directamente con él. Los padres también pueden fomentar esto preparando la consulta antes con su hijo; sobre todo, porque a los niños les encanta sentirse mayores y dialogar con los adultos de tú a tú, puesto que así se sienten importantes.

No minimizar la consulta

Si durante la consulta se le va a hacer alguna prueba al niño como, por ejemplo, ponerle una vacuna, lo ideal es que le indiques a los padres que se lo expliquen para que así el niño sepa lo que va a ocurrir pero sin meterle miedo. Lo que hay que hacer es explicárselo de forma suavizada y con mucho cariño.

Recompensa

Aunque no seas partidario de las recompensas, lo cierto es que los padres, deben prometerle una al acabar la consulta. De esta forma, el niño acudirá al pediatra contento y esperanzador.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.