Normalmente, la información médica suele venir de fuentes fiables aunque, con el auge de Internet, seguro que alguna vez hayas leído o visto un video con algún remedio natural o terapia alternativa para prevenir alguna enfermedad. Desde hace años, la práctica de la medicina está basada en la evidencia y esto significa que, para poder asegurar que un tratamiento o medicamento funciona, se debe demostrar mediante pruebas, estudios y análisis que certifiquen su validez.

Ahora, gracias a la explosión de Internet y las nuevas tecnologías de la comunicación, cualquiera puede hablar o dar su opinión sobre cualquier tema. Esto, en principio, es algo positivo pero cuando se habla de temas tan serios como la salud y la medicina hay que tener excesivo cuidado, sobre todo con las fake news.

¿Qué son las fake news?

Estas noticias falsas son bulos creados con la finalidad de engañar a la población o influir en la opinión pública por diferentes razones. Algunas veces existen fines económicos o políticos y, en otras ocasiones, estas noticias se lanzan por pura diversión y, otras, por simple desconocimiento o por tener unas creencias o ideas determinadas.

En medicina, las fake news o noticias falsas, suelen estar ligadas a obtener algún tipo de beneficio con la venta de medicamentos o terapias cuya eficacia no está demostrada o como un peligroso desconocimiento de las cuestiones médicas sobre las que trata la información que se redacta o comparte.

También suelen ser peligrosas estas informaciones para los familiares o pacientes, que son personas que suelen ser más susceptibles a este tipo de información, al estar pasando por un momento difícil debido a una enfermedad o dolencia física.

Las fake news no son algo nuevo, pero sí es verdad que han encontrado en Internet y las redes sociales una forma de propagarse mucho más rápida y con un alcance aún mayor. Es por eso que la comunidad médica intenta poner freno a este tipo de noticias a través de varias iniciativas y acciones.

El primer consejo es consultar con el médico o especialista

Es imposible o complicado evitar que esta información circule libremente por la Red a pesar del daño que pueda causar. Por tanto, la mejor forma de combatir las fake news es ofrecer a la población más información y proporcionándole herramientas necesarias para que puedan detectarlas.

Para enfrentarse a ese tipo de noticias que generen dudas debes recurrir a diversos métodos fiables que te ofrezcan las garantías necesarias. El primero, sin duda alguna, es consultar con tu médico o especialista sobre lo que necesitas saber.

Aunque pueda parecer algo básico es muy importante y las únicas personas que pueden hacer recomendaciones médicas o recomendarte un tratamiento determinado son los profesionales sanitarios.