Una de las adicciones más frecuentes en México y el resto del mundo es el tabaquismo. Su mayor inconveniente es la severa dependencia que genera en el consumidor, lo que complica dejar el hábito. Al igual, destacan sus consecuencias. Se estima que cada cigarro consumido representa 11 minutos menos de vida para quien lo fuma.

A la fecha, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que del total de muertes registradas cada año a nivel internacional, al menos 4 millones de defunciones están relacionadas directamente con el tabaquismo. Así, es muy probable que tú atiendas al menos a un paciente al día que vive con esta adicción.

Para crear conciencia entre tus pacientes, existe un video captado hace un par de años que puedes utilizar. Todo se originó con un hombre de 52 años de edad que llevaba al menos tres décadas de adicción al tabaco. Su problema era tan grave que relató que consumía mínimo una cajetilla por día. Al final, el paciente falleció por muerte cerebral.

Poco antes de morir, el hombre manifestó su intención de donar sus órganos. Cuando llegó el fatídico momento, un equipo de cirujanos realizó la autopsia para extraer los pulmones, pero todos se llevaron una lamentable sorpresa.

Como se puede observar en el siguiente video, los pulmones están completamente negros e inservibles. Ante esta situación, los médicos comentaron que, a pesar del noble deseo del paciente fallecido, era imposible donar sus pulmones.

Evitar consecuencias mortales en tus pacientes

Ahora bien, otra forma de ayudar a combatir el tabaquismo es a través de la capacitación médica continua. Mientras más cursos tomes sobre el tema, mejor atención ofrecerás a tus pacientes.

Si te interesa ahondar en reducción de riesgo en tabaquismo te recomendamos un curso que no te puedes perder. Es gratuito y obtendrás toda la información referente a esta adicción, y la forma en que se debe tratar. Para mayor información puedes revisar el siguiente enlace.