Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

 

Como psicólogo, quizá uno de los pacientes más difíciles a los que te tengas que enfrentar son los adolescentes. Esta es una edad complicada en la que las crisis de identidad afloran y es por ello por lo que muchos acuden a un especialista en psicología para tratar sus problemáticas en total confianza.

Es por eso por lo que tú, como psicólogo, debes tener bien claro cuál es la mejor forma de hacer terapia con este tipo de pacientes que necesitan tanto tu ayuda. Según la OMS, la adolescencia es el “período de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de la niñez y antes de la edad adultas y es una de las etapas de transición más importantes en el ser humano”.

Es una etapa en la que la persona crece a todos los niveles en el mismo tiempo

Es decir, esta es una etapa en la que la persona crece a todos los niveles al mismo tiempo que entran en crisis sus valores. Así que es por eso por lo que como profesional de la psicología puedes ayudar mucho a los adolescentes que realmente necesiten una ayuda durante esta etapa.

Debes saber que la mayoría de adolescentes no buscan ir a terapia por iniciativa propia sino que son los padres, algún profesor o tutor o incluso algún amigo quienes consideren/aconsejen que la terapia es necesaria. Aunque independientemente que acuda por su propia voluntad o no, como psicólogo, es muy importante que te aproximes lo máximo posible al adolescente.

La media de duración de la sesión es de 45 minutos

Durante la primera entrevista no debes pretender ser su amigo pero sí que confíe en ti para así contarte sus problemas. Durante la primera entrevista, el propósito general es, por tanto, saber quién es esa persona que tienes delante, qué le ocurre y ver si puedes ayudarle o si, en su caso, debes derivarlo a otro profesional. Las preguntas que hagas deben estar divididas en varios bloques: motivo de consulta; historia actual; funcionamiento actual y fin de la entrevista.

Al trabajar con adolescentes, una de las dudas principales es cuánto debe durar la sesión. Debes saber que algunos adolescentes se sienten más cómodos si la sesión es en un momento concreto del día. Asimismo, en cuanto a la media de duración de la sesión es suficiente con 45 minutos.

Al igual ocurre con la frecuencia. La mayoría de pacientes adolescentes tienen suficiente con una sesión a la semana y otros prefieren un mayor nivel de intensidad, así que tendrás que estudiar cada caso para saber qué es lo necesario para cada adolescente.

Como psicólogo, quizá uno de los pacientes más difíciles a los que te tengas que enfrentar son los adolescentes. Esta es una edad complicada en la que las crisis de identidad afloran y es por ello por lo que muchos acuden a un especialista en psicología para tratar sus problemáticas en total confianza.

Es por eso por lo que tú, como psicólogo, debes tener bien claro cuál es la mejor forma de hacer terapia con este tipo de pacientes que necesitan tanto tu ayuda. Según la OMS, la adolescencia es el “período de crecimiento y desarrollo humano que se produce después de la niñez y antes de la edad adultas y es una de las etapas de transición más importantes en el ser humano”.

Es una etapa en la que la persona crece a todos los niveles en el mismo tiempo

Es decir, esta es una etapa en la que la persona crece a todos los niveles al mismo tiempo que entran en crisis sus valores. Así que es por eso por lo que como profesional de la psicología puedes ayudar mucho a los adolescentes que realmente necesiten una ayuda durante esta etapa.

Debes saber que la mayoría de adolescentes no buscan ir a terapia por iniciativa propia sino que son los padres, algún profesor o tutor o incluso algún amigo quienes consideren/aconsejen que la terapia es necesaria. Aunque independientemente que acuda por su propia voluntad o no, como psicólogo, es muy importante que te aproximes lo máximo posible al adolescente.

La media de duración de la sesión es de 45 minutos

Durante la primera entrevista no debes pretender ser su amigo pero sí que confíe en ti para así contarte sus problemas. Durante la primera entrevista, el propósito general es, por tanto, saber quién es esa persona que tienes delante, qué le ocurre y ver si puedes ayudarle o si, en su caso, debes derivarlo a otro profesional. Las preguntas que hagas deben estar divididas en varios bloques: motivo de consulta; historia actual; funcionamiento actual y fin de la entrevista.

Al trabajar con adolescentes, una de las dudas principales es cuánto debe durar la sesión. Debes saber que algunos adolescentes se sienten más cómodos si la sesión es en un momento concreto del día. Asimismo, en cuanto a la media de duración de la sesión es suficiente con 45 minutos.

Al igual ocurre con la frecuencia. La mayoría de pacientes adolescentes tienen suficiente con una sesión a la semana y otros prefieren un mayor nivel de intensidad, así que tendrás que estudiar cada caso para saber qué es lo necesario para cada adolescente.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica