Patrocinado por RB MJN

 
 
 
 
 
 
 
La sanidad y la salud han tenido una gran evolución durante los últimos años y se han orientado todas sus acciones hacia el paciente, convirtiéndolo en el centro de atención. Y la verdad sea dicha, todas las acciones encaminadas en mejorar la atención para el individuo repercuten no sólo en su propio beneficio, sino que también benefician al sistema. Cuando se ayuda al paciente a prevenir problemas de salud, cuando se trabaja a conciencia con miras a un diagnóstico acertado y rápido de la enfermedad que lo aqueja, cuando se le facilitan los medicamentos seguros y eficaces y al supervisar que den los resultados esperados, se logra un ahorro significativo para el sistema.​[1]
 
La computadora es una herramienta que ha permitido agilizar y hacer más segura la consulta del paciente, aunque en muchos casos se vuelve protagonista al captar toda la atención del médico tratante, pues en su afán de capturar la mayor información posible y dejarla plasmada en la historia, se olvida de que el paciente es el verdadero centro de atención en la consulta.
 
Cuando el médico tratante logra equilibrar su atención entre el paciente y el tiempo que dedica a actualizar los datos en la computadora, logra rescatar la esencia y la razón por la cual está la misma dentro del consultorio. La atención para los pacientes debe ser más cercana, humana, dando importancia vital al lenguaje del paciente tanto verbal como corporal, que dicen mucho cuando el especialista de salud presta atención a su lectura.
 
Uno de los puntos a favor de la computadora en el consultorio médico es el hecho de que pueden tomar notas y prescribir tratamientos en el mismo punto de atención. Con esto se eliminan los errores potenciales del personal al que se le dificulta leer la escritura a mano. También genera eficiencia debido a que el personal médico ingresa información pertinente en el mismo momento de su ocurrencia.
 
Las nuevas tecnologías han traído múltiples beneficios en la prestación de los servicios relacionados con la salud, sin llegar a ser lo suficientemente necesarios para los pacientes que siguen buscando una relación más humana con su médico. Pues el paciente valora más la calidad y la cantidad de tiempo que su médico dedica a escucharlo, comprenderlo y a entender los motivos que lo llevan a la consulta y aclarar sus inquietudes.
 
La tecnología debe ser aprovechada para generar, además, lazos de empatía y mejorar la comunicación con el paciente, lo que permite que aumenten los niveles de confianza en el profesional de la salud que lo atiende y en el sistema de salud.
 
Si la tecnología es utilizada para agilizar los procesos de recolección de datos e información y se emplea más tiempo generando vínculos con el paciente, esto se verá reflejado en la aceptación y colaboración por parte del paciente, ya que el factor humano es el ingrediente principal en los procesos de salud.

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.