Aunque México se convirtió en el primer país de América Latina en aplicar la vacuna contra la Covid-19, el ritmo de administrado ha sido cuestionado. Hasta ahora las dosis que han llegado de Pfizer, la única aprobada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), han sido mínimas. Mientras que otro de los problemas es que por su fabricación, no se pueden almacenar fuera de ultracongeladores porque pierden eficacia.

Pero ahora se busca cambiar eso porque se tiene previsto que este martes 12 de enero arriben más de 430 mil dosis a México. Todas serán aplicadas de inmediato y para conseguirlo se va a desplegar una estrategia a nivel nacional nunca ante vista.

Estrategia inédita en el país

Al respecto, el director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez, explicó que los responsables de aplicar las vacunas serán las mil brigadas encabezadas por el Ejército Mexicano, la Marina, la Secretaría del Bienestar y grupos Siervos de la Nación. Mientras que los directivos médicos deberán encargarse de presentar exclusivamente al personal que combate la pandemia por el SARS-CoV-2.

También enfatizó que se encargarán de vigilar la continuación de la estrategia que inició el 24 de diciembre pasado, pero ahora dentro de los propios hospitales, y que ha sido coordinada por las secretarías de la Defensa nacional (SEDENA) y Marina (SEMAR), con la participación de la Secretaría de Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el ISSSTE.

Evitar que el personal médico deba trasladarse a otros lugares

De esta manera, ahora las vacunas serán llevadas directamente a los mil 015 hospitales públicos Covid-19 que existen en el país. Será ahí mismo donde serán aplicadas con estrictos protocolos y revisión constante ante posibles malestares que puedan presentar los trabajadores de la salud que reciban la dosis.

“Con esas brigadas se va a empezar a hacer el proceso de vacunación por hospital. Esto significa que vamos a poder hacer de manera mucho más ágil la vacunación a nuestro propio personal”.

Con esta estrategia se prevé que antes de que concluya enero ya se haya vacunado a todo el personal que labora en áreas de atención a pacientes infectados. Además de que también se tiene previsto aplicar las primeras dosis al grupo conformado por adultos mayores.

Ahora bien, se busca montar en cada hospital Covid-19 hasta 10 módulos de vacunación o los que sean necesarios para dar cobertura y dejar protegido contra la pandemia al 100 por ciento de trabajadoras y trabajadores con mayor riesgo.

Finalmente, el número de vacunas que llegarán por nosocomio será en función del listado que previamente elaboraron y enviaron los directivos de hospitales. Así, durante este martes 12 de enero y a más tardar el miércoles 13, serán aplicadas las dosis de forma multitudinaria.