Depresión, suicidio, burnout. Estos elementos parecen ser comunes en todos los profesionales de la salud. Perseguir una carrera médica es retador, no solo por el nivel de preparación académica que requiere. También, porque aparentemente significa renunciar a una vida de tranquilidad o estabilidad. En los casos más radicales, es comprometerse a vivir en un eterno estado de tensión.

Sin embargo, incluso en un sector tan competitivo y estresante como el sector salud, se puede encontrar un balance. Conseguir este equilibrio mientras se persigue una carrera médica exitosa no es fácil. Requiere de disciplina, talento y perseverancia. Pero, como en cualquier objetivo, se debe empezar con pequeñas acciones. Estos 4 hábitos son los primeros pasos en este camino:

1Limita el tiempo que pasas en redes sociales

Estas plataformas, aunque son una forma de entretenimiento, consumen demasiado tiempo. Pueden distraer a los expertos de la salud de las actividades importantes en su carrera médica. Y en el entorno personal, también reducen la interacción genuina de las relaciones cara a cara. Esta desintoxicación digital puede, además, tener importantes repercusiones en tu bienestar mental.

2Separa tu carrera médica de tu vida personal

Para muchos profesionales de la salud no existen límites ni fronteras entre estos 2 aspectos de su vida. Esta falta de barreras dificulta significativamente la capacidad de relajarse y descansar. Si trabajas en una institución médica, desconéctate del trabajo en tus tiempos libres. Si eres el líder de tu propio negocio médico, establece sistemas para que no siempre debas estar al pendiente.

3Designa tiempos para ti mismo

Son contados los doctores que dedican algunas horas a la semana a estar solos. A veces es porque tienen muy poco tiempo libre. Pero muchas veces, es porque están demasiado enfocados en sus responsabilidades sociales y profesionales. Una buena forma de lograrlo es practicando algún hobby. De preferencia, una actividad alejada de todo lo relacionado a su carrera médica.

4Pasa tiempo con las personas que quieres

Familia, amigos, parejas. En una carrera médica intensa, estas personas tienden a pasar a segundo plano. Pero reservar espacios para socializar y disfrutar de estas personas tiene efectos muy benéficos para los doctores. Los seres humanos son, al final, una especie social. Así que hasta el profesional más talentoso y dedicado necesita estar con otros de vez en cuando.