Con más de 96 millones de casos confirmado, la pandemia por Covid-19 es la más grave de los últimos 100 años. Desde la provocada por la gripe española en 1918 no se ha había registrado una de tales magnitudes. Pero aunque ya ha transcurrido más de un año de su inicio, se mantiene activa y con alta peligrosidad. Las vacunas disponibles podrían ayudar para solucionar el panorama actual pero todavía se requiere de al menos un año para su distribución y aplicación. La situación luce complicada porque todavía falta mucho por hacer.

Ahora bien, aunque la Covid-19 es una enfermedad a la que todos se encuentran expuestos, algunos grupos de personas tienen mayor riesgo. En especial se encuentran los trabajadores de la salud porque sus labores los obligan a estar en contacto constante con personas infectadas. Aunque se tomen las medidas de higiene y protección recomendadas siempre habrá la posibilidad de contagiarse.

Si bien, ahora cada vez son más comunes las consultas médicas por internet, todavía no es una opción a la que recurra la mayoría de la población. En el caso de México, no todos cuentan con una computadora y conexión en sus hogares, lo que imposibilita esta forma de atención.

Mientras que por otra parte, el servicio médico a distancia no funciona para todas las enfermedades. En algunos casos se requiere forzosamente de una revisión presencial para determinar la enfermedad que afecta a un paciente.

Riesgo al que estás expuesto a infectarte

Por todo lo anterior, la Organización Mundial de la Salud (OMS) habilitó un cuestionario digital de riesgo a contraer Covid-19. Consta de diez preguntas acerca de los hábitos personales y a partir de cada respuesta determina si te encuentras en peligro y es necesario hacer cambios en tus actividades cotidianas.

Las preguntas son bastante sencillas y concretas y van desde la manera en que saludas a los demás. Recuerda que lo ideal es evitar el contacto físico e inclusive la unión de codos puede ser peligrosa. Mientras que también se cuestiona sobre la frecuencia en que te lavas las manos lo que sueles hacer al toser o estornudar.

El cuestionario no sólo ayuda para conocer el riesgo de contagio sino también para determinar si pones en peligro a las personas con las que convives como tus familiares o tus propios pacientes. Por todo lo mencionado es conveniente que lo respondas para saber si haces lo correcto.

El cuestionario se encuentra disponible en el siguiente enlace y no es necesario hacer algún registro. Lo único que necesitas es responder las preguntas y en cada una se te informará sobre el riesgo al que estás expuesto. Además no sólo puede ser contestado por ti sino también es una herramienta que le puede ser de utilidad a tus pacientes.