Patrocinado por RB MJN          

 

 

 

 

Los peligros y riesgos surgen cuando las personas recurren a la automedicación, intentan tratar afecciones de salud graves, como afecciones de salud mental, que requieren la intervención adecuada de un profesional médico.

Muchas personas en lugar de consultar a un médico para recibir un diagnóstico y tratamiento médico adecuados, usan suplementos y otras sustancias, a veces drogas y alcohol, para tratar de hacer frente a los síntomas que están experimentando. Esta práctica puede resultar en un tratamiento inadecuado de los síntomas y condiciones, así como potencialmente causar nuevas condiciones, como trastornos por uso de sustancias o adicción.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los principales obstáculos que debe atravesar un médico residente?

¿Por qué se automedican los pacientes?

En general, se acepta que la automedicación de afecciones de salud, tiene un beneficio muy limitado en el tratamiento de la afección y puede empeorar los síntomas. Sin embargo, para la persona que se automedica, el razonamiento típico puede no aplicarse.

Existe una amplia gama de razones por las que alguien puede decidir automedicarse con sustancias para hacer frente a los síntomas de diferentes enfermedades. Aunque la razón exacta es muy específica de la situación de un individuo. Existen algunas razones comúnmente entendidas que incluyen:

  • El costo del tratamiento médico, incluidas las visitas al médico.
  • Miedo a buscar tratamiento debido a estigmas sociales.
  • Ocultar o negar una condición.
  • Medicamentos ineficientes utilizados para tratamientos en el pasado.
  • Miedo a los efectos secundarios de los medicamentos.

El razonamiento detrás de por qué alguien puede optar por automedicarse, puede no tener sentido para los demás. Sin embargo, es importante no descartar el modelo de pensamiento del paciente. Al ayudar a alguien que se está automedicando como una forma de lidiar con su enfermedad, la intervención compasiva es clave para guiarlo hacia un tratamiento de salud mental apropiado.

Los riesgos de la automedicación

La automedicación es una forma de autocuidado que se usa comúnmente para controlar los síntomas de enfermedades o lesiones menores. Pero la automedicación para atacar afecciones graves de salud, como afecciones de salud mental, tiene muchos riesgos. Los riesgos de la automedicación incluyen:

  • Autodiagnóstico incorrecto.
  • Retrasos en la búsqueda de asesoramiento médico y tratamiento adecuados.
  • Posibles reacciones adversas.
  • Empeoramiento de la afección que el individuo está tratando de auto tratarse.
  • Interacción peligrosa de drogas.
  • Enmascaramiento de enfermedades graves.
  • Riesgo de dependencia y abuso.

Para aquellos afectados por problemas de salud mental, puede ser difícil reconocer las consecuencias de la automedicación. Es muy importante que los seres queridos y los profesionales de la salud estén al tanto de los signos de la enfermedad mental y de la automedicación a fin de brindar una orientación adecuada hacia el tratamiento adecuado.

Obtención de ayuda para la automedicación

El primer paso para obtener ayuda para la automedicación puede ser difícil, ya que implica reconocer que existe un problema que requiere la ayuda de profesionales médicos. Puede resultar útil ponerse en contacto con familiares o amigos para obtener apoyo y orientación sobre el tratamiento médico y el asesoramiento adecuados.

Un proveedor de atención médica capacitado puede diagnosticar afecciones de salud existentes. Es su trabajo ayudar al paciente a controlar y prevenir los efectos de la automedicación.

Automedicación en Ecuador

En Ecuador no existen registros oficiales sobre las cifras de la automedicación en pacientes. Sin embargo, se sabe que es una práctica muy común entre personas de todas las edades. Los ecuatorianos suelen tratarse a sí mismos tanto con medicina convencional como con hierbas, tés y medicina casera.

El Ministerio de Salud Pública ha emprendido varias campañas de sensibilización para concientizar a la población sobre el riesgo de esta práctica.  

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud.
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio ecuatoriano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.