Consejos básicos para ahorrar agua en tu consultorio médico

Cuidar el consumo de agua en tu consultorio no sólo es una acción humanitaria sino que también reducirá tus gastos financieros.

344

Por iniciativa de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 22 de marzo fue declarado el Día Mundial del Agua. Puede parecer una fecha sin importancia pero en realidad es todo lo contrario. Simplemente intenta imaginar cómo sería un día en tu trabajo sin este vital líquido. La realidad es que resultaría muy complicado ofrecer una atención de calidad a tus pacientes.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua de México (CONAGUA), un mexicano gasta al año un acumulado de mil 978 metros cúbicos de agua. Algo que siempre se debe tener en cuenta es el agua es un recurso no renovable y cada vez existe una menor cantidad en el mundo.

Por tal motivo, te compartimos algunos consejos prácticos que puedes aplicar en tu consultorio. Considera que el ahorro del agua no sólo es una acción humanitaria sino que también reducirá tus gastos financieros.

  • De forma constante revisa las instalaciones dentro del consultorio para detectar posibles fugas, especialmente en el área de sanitarios. Recuerda que la mayoría de los casos de desperdicio de agua son prevenibles.
  • Para ahorrar agua en el baño de tu consultorio, coloca una botella de plástico con algún líquido en el interior de la tapa del inodoro. Con esto se reduce el volumen del agua cada vez que se tira la cadena.
  • Es recomendable contar con plantas en tu consultorio porque hacen más amigable la visita a tus pacientes. Pero recuerda que siempre se deben regar en la tarde o noche. Durante el día, las altas temperaturas provocan que se evapore el agua utilizada, por lo que se requiere más.
  • Finalmente, es indispensable que reutilices el agua empleada para las albores de limpieza general de tu consultorio. El líquido con el que se limpian los pisos puede ser utilizado para la zona de sanitarios.