Dentro de cualquier consultorio médico es muy importante el trabajo en equipo. La suma del talento de cada integrante es la base para alcanzar el éxito. De esta manera se garantiza una atención de calidad a los pacientes que acudan a tu espacio.

En ese sentido, la productividad del consultorio es muy importante porque es la herramienta que permitirá que exista un crecimiento. Si te interesa incrementarla puedes implementar los siguientes consejos prácticos en tu vida laboral.

  • Deja de obsesionarte
    Los médicos están acostumbrados a hacer las cosas de forma casi perfecta. Aunque en primera instancia no parece algo negativo, cuando se llega a la obsesión se convierte en el peor enemigo de la productividad.
  • Trabaja por periodos
    Establecer períodos de tiempo de trabajo durante tu jornada es la mejor manera para disminuir tu desgaste. Como bien sabes, las mentes cansadas propician una menor efectividad y eso aumenta las probabilidades de que cometas equivocaciones. En este tipo de situaciones no sólo está en juego tu salud sino también la de tus pacientes.
  • Toma breves descansos durante el día
    Derivado del punto anterior, lo mejor que puedes hacer es descansar durante breves minutos a lo largo del día. Aprovecha los tiempos entre consultas para relajar tu mente y evitar vivir con estrés. Con un par de minutos de tranquilidad es suficiente para evitar problemas durante el resto del día.
  • Sé estricto contigo mismo pero sin exagerar
    Así como hay que establecer tiempos de descanso para mantener la mente fresca, el médico emprendedor debe comprometerse a trabajar lo más duro posible en cuanto inicie cada periodo de labor.
  • Nunca pierdas la humildad
    Dentro del consultorio debes de ser agradecido con todos tus colaboradores. Recuerda que tanto el éxito como el fracaso es responsabilidad de todos.
  • Aprende a delegar
    Aunque sea un médico demasiado bueno, resulta imposible que todas las acciones dentro del consultorio las puedas hacer tú. Siempre será necesaria ayuda de los demás y por eso es importante la repartición de actividades.
  • Establece sistemas
    Identifica tareas repetitivas y desarrolla sistemas para resolverlas. Si es necesario, usa recursos tecnológicos que te ayuden a ahorrar tiempo. Por ejemplo, puedes implementar un sistema de citas médicas a través de tu página de internet para organizar tu agenda y así evitar que la recepcionista pierda tiempo al teléfono.