Las redes sociales son mucho más que un medio de entretenimiento. Al ser aplicadas de manera adecuada inclusive te pueden funcionar como una herramienta de trabajo. Por su inmediatez puedes llegar al instante a un creciente grupo de personas que podrían convertirse en tus pacientes. Pero ahora lo importante es conocer cómo impulsar tu carrera profesional por medio del mundo virtual.

En primer lugar debes definir el medio que mejor se adapte a tus necesidades. Una red social que se encuentra dentro de las más populares y te puede ayudar para captar nuevos pacientes es Twitter. A la fecha cuenta con más de 340 millones de usuarios activos. Tu objetivo debe ser que algunos de ellos se conviertan en tus pacientes.

Define qué es lo que buscas

Ahora bien, lo que requieres es definir los objetivos que buscas y establecer un plazo de tiempo. Debes ser realista y no esperar resultados inmediatos porque puede causarte decepciones anticipadas; sin embargo, tampoco te excedas en el lapso porque podría ser una pérdida de tiempo.

De igual forma, al igual que ocurre en otras redes sociales, una de las claves en Twitter es la constancia. Tus participación y publicaciones deben ser lo más frecuente posibles para obtener resultados favorables. De poco sirve que revises tu perfil de manera esporádica o que no muestres actividad.

Desde el momento mismo en el que redactes la biografía de tu perfil deja en claro que eres un médico. Si tienes una especialidad también agrégala, así como un enlace al sitio de tu consultorio. También es conveniente que en tu fotografía principal hagas notar tu profesión al portar una bata blanca.

Tipos de publicaciones que puedes crear

Al momento de comenzar a escribir, establece el tipo de publicaciones que vas a crear. Puedes publicar de manera directa las vías de comunicación para tu consultorio, ofrecer consejos prácticos o información con respecto a algunas enfermedades. No es necesario que te enfoques en una sino que puedes utilizar todas las que consideres adecuadas.

En caso de no tener claro de qué vas a escribir, puedes apoyarte en los temas de tendencia y actualidad. A la fecha el más importante y que lo seguirá siendo durante varios meses es la Covid-19. Piensa en aspectos importantes que pocas veces se mencionan y a partir de ahí genera contenido. Además también existen los #hashtags que ayudan a impulsar tus publicaciones.

No mezclar vida profesional con personal

Algo que debes de tener presente es separar la vida personal del perfil profesional en tus redes sociales. De no hacerlo podrías provocar que muchas personas eviten acercarse contigo o que no tengan la confianza suficiente para acudir a tu consultorio.

Aunque resulta obvio, siempre debes tener presente que tu actitud a través de Twitter es un reflejo de tu personalidad y profesionalismo. Con esto en mente, cuida al máximo tu ortografía y la manera en que te comunicas con los demás. Cualquier error o falla serán mal visto y te puede costar muy caro.

La interacción y retroalimentación son características básicas de las redes sociales. Aprovecha para hacer preguntas abiertas sobre los temas que les gustaría conocer los demás usuarios y a partir de lo que te digan puedes crear una publicación especial. Procura nunca dejar comentarios sin responder porque puedes proyectar indiferencia.

Punto de encuentro con otros médicos

Por otra parte, Twitter también es una poderosa herramienta para generar networking médico. Si encuentras colegas puedes seguirlos e iniciar una breve conversación. También es una red social ideal para debatir en torno a un tema pero siempre con el máximo respeto.

Nunca le tengas miedo a la tecnología ni a la innovación. Cada vez son más los profesionales de la salud que utilizan las redes sociales como un medio para darse a conocer y tú no te puedes quedar atrás. No olvides que con un mínimo de inversión puedes llegar a millones de potenciales pacientes y acercarlos a tu consultorio.