Para atender a pacientes con Covid-19, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) anunció la adquisición de 50 ventiladores 502s, los cuales se utilizarán en terapia intensiva durante la pandemia.

El director general del Instituto, Luis Antonio Ramírez Pineda, indicó que los ventiladores se suman a los 200 que anteriormente se compraron para complementar los equipos y materiales de las 112 unidades médicas del organismo dedicadas a la atención de pacientes Covid-19 en todo el país.

El titular del Instituto detalló que este material arribó desde China el pasado 29 de mayo junto con un millón 204 mil cubrebocas para el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Pese a la conclusión de la Jornada Nacional de Sana Distancia, destacó que es de suma importancia continuar las medidas preventivas y de higiene sanitaria para evitar contagios.

Adquisición de equipo médico

Por su parte, el Director Normativo de Administración y Finanzas, Pedro Zenteno, añadió que se continúa suministrando a las unidades médicas del Instituto con diferente equipamiento para fortalecer la atención que se brinda a la derechohabiencia. Agregó que recién se entregó un tanque de baño de parafina para terapia física, un ultrasonido portátil, una centrífuga para uso de laboratorio y otra para banco de sangre y dos procesadores automáticos de tejidos en la Clínica Hospital “Gómez Palacio”, en Durango.

Además, se instaló un electrocardiógrafo en el Hospital Regional de Alta Especialidad “Morelia”, Michoacán; un equipo de lavado en la Clínica de Medicina Familiar con Especialidades y Quirófano “Ometepec”, Guerrero; un ultrasonido torácico en el Hospital Regional “Bicentenario de la Independencia” en Tultitlán, Estado de México, y también se distribuyeron ventiladores en el Hospital General “La Paz”, Baja California, y en el Hospital Regional “León”, Guanajuato.

Asimismo, recalcó que se capacita al personal constantemente para la utilización del equipamiento, cómo debe protegerse y qué material deberá utilizar.

Todos los equipos e insumos mencionados cuentan con las certificaciones sanitarias internacionales y cumplen la normatividad establecida por la Secretaría de Salud (SSa) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarias (Cofepris).