Durante este mes, hemos demostrado el impacto negativo que han sufrido los pacientes con cáncer, desde que comenzó la pandemia COVID-19, ya que a partir de este momento, las interacciones en el hospital hacia ellos, han disminuido ostensiblemente

La pandemia por COVID-19 ha transformado la forma en la que las instituciones dan seguimiento a pacientes que viven con enfermedades crónicas no transmisibles, enfermedades infecciosas y hasta enfermedades desconocidas.

Una encuesta que realizó la Organización Mundial de la Salud en 155 países (incluido México), encontró que el 53% de los países encuestados han interrumpido parcial o totalmente los servicios de tratamiento de hipertensión, el 49% los de la diabetes y las complicaciones conexas, el 42% los programas contra el cáncer y el 31% los de emergencias cardiovasculares, sin tomar en cuenta que la entrega, a tiempo, de medicamentos permite, a distancia, mantener la salud de los pacientes y el control de las enfermedades.

AMIIF (Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A. C.) presentó el programa “Entrega y aplicación segura de tratamientos para población vulnerable ante la pandemia”, que busca colaborar con las principales instituciones mexicanas de salud para lograr, que pacientes con distintas enfermedades crónicas reciban su tratamiento en tiempo y forma, evitando su exposición a situaciones de potencial contagio del virus SARS-CoV-2.

El programa beneficiará a 5,000 pacientes y no implicará ningún gasto adicional por parte de las instituciones públicas de salud. Este apoyo está listo para arrancar, desde hace tres meses, con un esquema de abastecimiento, a través de métodos de entrega y/o aplicación directa para 70 moléculas de áreas terapéuticas con alto impacto, como: oncología, inmunología, infectología, lisosomales y sistemas osteomuscular y respiratorio, entre otras.

Además del programa de AMIIF no debemos olvidar que existen otros apoyos que tienen como objetivo brindar atención integral al paciente, por ejemplo:

  • “Por Ti “ – Roche.
  • “De entrega domiciliaria para pacientes con hemofilia” – Takeda.
  • “De infusiones domiciliarias – BioMarin (En revisión para implementar en México).

Estos son algunos de los programas que representan soluciones ante los problemas que se han visto agudizados durante la pandemia, que además son sostenibles en el tiempo.

Para que la atención y la cobertura de salud sean verdaderamente efectivas y accesibles, los servicios médicos, que tradicionalmente han sido diseñados en torno a enfermedades y hospitales, ahora deben transformarse en servicios enfocados a la atención del paciente.

Fuente:
https://amiif.org/ (Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica, A. C.).

Alejandro Zayas es Licenciado en Mercadotecnia con más de 15 años dentro de la industria farmacéutica, Pharma, CHC, Ot’x y Medical Devices.