La situación actual no es halagadora en México y el resto del planeta. La pandemia se ha posicionado como un enemigo complicado de vencer y en la mayoría de los casos ni siquiera ha sido posible ser controlado. Hasta el momento ya se han presentado 48 millones de infectados y la cifra de víctimas supera el millón 200 mil. Aunque lo más preocupante es el rebrote que se vive en Europa que amenaza con prolongarse durante lo que resta del año. Por tal motivo varios gobiernos han endurecido las medidas de restricción para evitar la transmisión del virus SARS-CoV-2.

Mientras que en el ámbito nacional, hasta el momento se han reportado 949 mil 197 casos totales y 93 mil 772 defunciones totales. Aunque ahora se vive un repunte que ha derivado en que Chihuahua y Durango sean catalogadas como las entidades con máximo peligro. En ambas se registra una ocupación hospitalaria que amenaza con colapsar el sistema de salud.

Año histórico para México

Por otra parte, un efecto provocado por la crisis sanitaria es que 2020 ya es el año en el que se han registrado más muertes en la historia del país, y eso que todavía no termina. Ni siquiera en los tiempos de la Revolución Mexicana cuando ya se contabilizaban los decesos ocurrió algo similar. A partir de una investigación de Animal Político se obtuvo que de enero a septiembre ocurrieron 753 mil decesos totales, una cifra nunca antes vista.

También se menciona que de ellos, 208 mil ocurridos durante la pandemia se consideran como decesos adicionales a los esperados. Es decir, se incluyen todos los provocados de manera directa e indirecta por la Covid-19.

En ese sentido, se debe recordar que la Covid-19 no es la única pandemia que enfrenta México. Durante los últimos años se ha alertado sobre el aumento exponencial de casos de obesidad, diabetes e hipertensión arterial. Mientras que en muchas ocasiones una misma persona suele tener varios de los padecimientos señalados.

Efectos colaterales de la pandemia

Mientras que ahora se teme que a partir de esta nueva cepa de coronavirus exista un incremento en enfermedades crónicas. Todo parte del nuevo estilo de vida basado en el sedentarismo y donde millones de personas permanecen resguardadas en sus hogares sin realizar actividades físicas.

A su vez, apenas hace unas semanas el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que la Covid-19 ya es la cuarta causa de muerte en nuestro país. Se ubica por debajo de las enfermedades cardíacas, diabetes y tumores malignos, aunque para el final de año inclusive podría escalar peldaños.