Patrocinado por RB MJN            

 

 

 

 

 

En cualquier consulta, el termómetro es uno de los elementos que no pueden faltar y más en tiempos de coronavirus, puesto que te va ayudar a medir la temperatura corporal del paciente para así determinar algún síntoma del virus o también cualquier infección en el organismo. Si tienes que adquirir un nuevo termómetro para tu consulta, no te preocupes porque te presentaremos algunos consejos clave.

Algunos criterios de índole general al escoger un termómetro son los que te explicamos a continuación:

  • Zona de medición: se puede medir la temperatura de forma rectal, timpánica, bucal, frontal o axilar. Dependiendo de cada caso, se elegirá una u otra zona y algunos termómetros incluso son específicos para algunas especialidades como la pediatría.
  • Tipo: se pueden dividir en dos familias principales, los modelos analógicos y los electrónicos. Estos últimos pueden ser de sonda o de infrarrojos.
  • Comodidad: existen diferentes tipos de puntas como flexibles y rígidas y algunas son desechables para evitar la contaminación entre pacientes. En pediatría, las puntas pueden tener forma de chupete para facilitar su utilización con pacientes de corta edad. Los que son sin contacto ofrecen una mayor comodidad.
  • Medidas de salud y seguridad: los termómetros electrónicos de infrarrojos sin contacto no requieren limpieza tras su uso y son más seguros para los pacientes en comparación con los analógicos.

Características técnicas a tener en cuenta

Para elegir un termómetro clínico entrarán en juego varias características técnicas como velocidad de visualización, precisión, rango y unidad de medida. A continuación te detallamos más estas características:

  • Facilidad y rapidez de uso: algunos modelos electrónicos ofrecen tiempos de respuesta muy rápidos. También disponen de una pantalla digital para una visualización simple y precisa. La lectura de los termómetros de infrarrojos es casi instantánea.
  • Precisión y fiabilidad: la precisión y fiabilidad dependen de la zona en que se realice la medición de la temperatura, así como del cumplimiento de las instrucciones de uso. La vía rectal sigue siendo la más fiable en términos de precisión a la hora de obtener la temperatura.
  • Versatilidad: algunos termómetros presentan usos variados al permitir el intercambio de sus puntas.
  • Rango de medición: los rangos de medición de la temperatura pueden variar dependiendo del modelo y suelen estar comprendidos entre 35 y 42ºC.
  • Unidades de medida: los termómetros indican la temperatura corporal en grados Fahrenheit (ºF) o Celsius (ºC).

 

  • Material dirigido solo a profesionales de la Salud
  • Información realizada para profesionales de la salud en territorio peruano.
  • Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, más no una prescripción o indicación médica