Patrocinado por RB MJN

 
 
 
 
 
 
 
 
En la actualidad los pacientes dedican un tiempo importante a prepararse para una consulta médica, con la ayuda de internet, de modo que la atención que requieren por parte de su médico debe superar siempre sus expectativas. El paciente juzga la competencia de su médico tomando como referencia la habilidad de éste para el trato, conocimientos técnicos, y conocimientos terapéuticos, utilizando como base, su propio conocimiento del padecimiento que lo aqueja (idea adquirida en internet). Por lo que ya no busca la figura paternalista que el profesional de la salud inspiraba, ahora se crea la necesidad de encontrar un médico profesional, que domina los recursos digitales en el trato con el paciente y que vence los obstáculos de forma inmediata.​[1]
 
Ante este panorama, el profesional de la salud debe concentrarse en aspectos como:

●  Tratar al paciente como parte de su equipo de trabajo, ya que éste está tan informado, que puede participar activamente en las decisiones sobre su tratamiento.

●  Estar atento a la comunicación. Es conveniente usar expresiones condicionales y evitar caer en argumentaciones que hagan pensar en el médico prepotente, dueño de la verdad e impositivo; lejos de ello debe aconsejar y hacer recomendaciones, siempre con actitud positiva.

●  Utilizar en su consulta tradicional, recursos digitales con los que se complemente la información para el paciente, recomendando apps y blogs.

●  Tener una participación activa en internet. Esto complementaría el trabajo realizado en el consultorio y se puede utilizar este recurso para educar al paciente, ser más accesible, tener más presencia en la vida del paciente, al mismo tiempo que gana fama y reconocimiento.

●  Convertirse en fuente de referencia, por medio de su participación activa en internet. Proporcionando información de calidad y contenidos actuales y de importancia.

●  Educar a los pacientes. De este modo puede darles a conocer sus alcances y limitaciones con respecto a la relación médico-paciente.

●  Propiciar encuentros digitales con los pacientes, con el fin de dar seguimiento al tratamiento y estar informado siempre sobre la evolución de su padecimiento, mejorar la comunicación, educar sobre el tema y generar mayor reconocimiento.

●  Implementar recursos digitales para tener consultas a distancia.

El profesional de la salud tiene en sus manos la responsabilidad de tratar directamente con personas que tienen un padecimiento de salud, y por lo tanto requiere sensibilidad y compromiso, ya que la vida y el bienestar de las personas está en juego. Por ello, el perfil de competencias con un alto nivel de exigencia para cumplir con el propósito de garantizar las prácticas médicas efectivas, pertinentes y que estén respaldadas por la comunidad científica internacional.

Sin embargo, no sólo se requiere de competencias y habilidades técnicas. Las actitudes propias del médico también son importantes. La comunicación, la empatía, la habilidad de percibir y comprender los sentimientos del paciente, le dan al profesional la capacidad de entablar relaciones más humanizadas con sus pacientes, para tener una visión más amplia de sus padecimientos.

 

●  Material dirigido solo a profesionales de la salud.

●  Información realizada para profesionales de la salud en territorio colombiano.

● Todo lo publicado en la plataforma es una recomendación, mas no una prescripción o indicación médica.

RB-M-18191