Son muchas las adversidades a las que se enfrentan todos los profesionales de la salud. Desde la parte formativa se les condiciona a extensas jornadas dentro de los hospitales como preparación para el mundo laboral. El resultado es que desde jóvenes sufren de altos niveles de ansiedad, estrés y cansancio mental. Por lo mismo, la mayoría desarrollan el Síndrome de Burnout y eso impacta en su calidad de vida.

Pero además también se debe agregar que por la naturaleza del trabajo, todos tienen un alto riesgo a contraer infecciones dentro de su entorno laboral. El contacto constante con pacientes los condiciona a enfermarse y sufrir desgastes de diversas magnitudes.

Es precisamente en tiempos recientes cuando mejor se aprecia el alto riesgo que representa ser un trabajador sanitario. Ante la pandemia de Covid-19 se ha detectado que ha sido la profesión más afectada y con mayor número de casos positivos.

Cifras de los contagios en trabajadores de la salud

Al respecto, el Dr. José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSa), presentó una actualización de la situación en el gremio. Hasta el momento se contabilizan 11 mil 394 casos de Covid-19 en trabajadores de la salud en nuestro país.

Si se considera que de manera general van 54 mil 346 contagiados en México, entonces el 21 por ciento corresponde a personal sanitario. Con esto, prácticamente 2 de cada 10 casos se han presentados en profesionales de la salud.

Al hacer un balance por dependencia, 5 mil 841 casos corresponden a trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); 4 mil 160 a personal de la Secretaría de Salud (SSa) y 772 casos al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El funcionario complementó las cifras al mencionar que 29 mil 634 sanitarios han dado negativo a la prueba. Además hay 8 mil 275 casos sospechosos, por lo que la cifra de afectados podría aumentar.

También hizo un desglose de los casos que se han presentado. De los trabajadores sanitarios confirmados el 41 por ciento son enfermeras; el 36 por ciento médicos; de otras áreas de la salud son el 20 por ciento; el 2 por ciento son laboratoristas y el uno por ciento restante corresponde a odontólogos.

Del total de los casos confirmados, el 19 por ciento padecen obesidad, el 12.6 por ciento hipertensión y el 7.9 por ciento diabetes. En total son los tres principales factores de riesgo que pueden conducir a consecuencias mortales en quienes están infectados.

Al mismo tiempo añadió que el grupo más vulnerable es el conformado por personas del sexo femenino de entre 35 y 39 años porque representa el 55 por ciento de contagios.

Finalmente indicó que la Ciudad de México, el Estado de México y Baja California son las entidades que registran la mayor cantidad de contagios entre trabajadores de la salud al acumular 725, 384 y 186 casos, respectivamente.