Dentro de la mentalidad del mexicano promedio existe un pensamiento que ha sido dañino a lo largo de las últimas décadas. En la población persiste la creencia de que sólo se debe acudir con un médico cuando se presenten dolores insoportables. La consecuencia es que muchas veces los pacientes dejan que las enfermedades evolucionen hasta fases avanzadas para finalmente consultar a un profesional de la salud.

Este pensamiento se puede apreciar de manera directa con lo que ocurre con el cáncer. Se estima que más del 60 por ciento de los casos podrían ser potencialmente curados si realmente se atienden desde sus primeras etapas. Aunque por desgracia en la mayoría de las ocasiones los pacientes dejan pasar el tiempo.

En ese sentido, internet también se ha convertido en un enemigo a través de Dr. Google. Cada vez es más frecuente que las personas prefieran hacer consultas en portales digitales en lugar de acudir con un especialista. Aunque es más cómodo, la precisión del diagnóstico es mucho menor.

Dejar pasar el tiempo aumenta la probabilidad de complicaciones

Por su parte, un análisis publicado en Medscape señala que todo lo anterior tendría una relación directa con la alta mortalidad por Covid-19. En el texto se menciona que especialmente en América Latina existe una fuerte desidia entre la población en general. Las personas evitan acudir a un hospital cuando presentan una molestia que consideran menor. En muchos casos prefieren la automedicación o consultar posibles soluciones en internet.

Es hasta que las afectaciones son mayores y más notorias cuando las personas asisten directamente con un médico. Aunque para esos momentos ya es demasiado tarde porque es cuando aumentan las probabilidades de fallecimiento. Además también existe el riesgo de que hayan infectado a otras personas durante los días que evitaron someterse a una revisión.

Al respecto, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, señaló que sería uno de los motivos por los que existe una alta tasa de mortalidad en la región. Dentro de los 10 países del mundo con más decesos por Covid-19 aparecen Perú, México y Brasil. Mientras que si se revisa a los 20 primeros lugares también están Colombia, Argentina, Chile y Ecuador.

Mientras en otras áreas como Europa existen rebrotes, las tasas de mortalidad no son tan elevadas porque los pacientes acuden de inmediato con un médico e inician su período de cuarentena. En cambio en países como México no es así.

Mayor riesgo para el personal médico

A su vez, mientras las personas infectadas dejan pasar el tiempo, la carga viral también es mayor. Cuando eso ocurre los afectados también son los médicos a cargo porque su trabajo es mayor y aumentan las probabilidades de ser contagiados dentro de las unidades hospitalarias.

Al final, como ocurre con otras enfermedades e infecciones, todo sería más sencillo si en México realmente existiera la cultura de acudir con un médico desde el primer síntoma. Sin importar su magnitud, mediante una revisión general se puede obtener un diagnóstico y así tomar una decisión final con respecto a lo que resulta más conveniente para cada caso.