Detectan 60 mil recetas falsas dentro del IMSS para “huachicolear” medicamentos

Mediante la falsificación de recetas médicas se obtienen las medicinas del IMSS que posteriormente son comercializadas de forma ilícita.

411

Por desgracia, una de las prácticas más dañinas en nuestro país es la corrupción. Se trata de una actividad que está inmersa en muchas de las actividades que se realizan y una de ellas es la salud. La comercialización ilegal de medicamentos cada vez es mayor en todo el territorio nacional. Por eso ahora se busca atacar de fondo el problema.

Gracias a un reporte interno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se logró un hecho histórico. Se detuvo el accionar de más de 60 mil recetas falsas y además se identificó la forma en la que opera este delito.

Forma de “huachicolear” medicamentos

De acuerdo con la investigación No. COA237/2019 todo tuvo origen en el Hospital General de Zona No. 16 de Torreón. En el lugar se encontraron 40 cajas con 60 mil recetas apócrifas de medicamentos que ya fueron aseguradas.

Lo que se explica es que los recetarios son elaborados por la empresa Formularios de México SA de CV. Posteriormente son enviados a la Dirección de Prestaciones Médicas del IMSS en la capital. A su vez, las impresiones oficiales son distribuidas en todas las delegaciones del país. Finalmente, los blocs de recetas médicas se surten en todas las unidades del instituto.

La irregularidad radica en que antes de que cada médico reciba los recetarios, son reemplazados por otros apócrifos. Todos cuentan con el mismo número de folio, pero un profundo análisis detectó que eran falsos. De esta forma, las recetas ilegales son utilizadas para sustraer los medicamentos del IMSS. Como punto final de esta operación, se comercializan en espacios como tianguis o a través de internet. Todos son medicamentos que funcionan pero que se obtienen de forma ilícita. Además, los empaques señalan que pertenecen al IMSS y está prohibida su venta.

Culpables del desabasto de medicamentos

Como parte de esta acción es que existen unidades del IMSS en las que existe un desabasto de medicamentos. Los fármacos sí se compran cada año, pero son sustraídos mediante la operación detallada.

Las estadísticas señalan que cada día se expiden 650 mil recetas médicas dentro del IMSS. El problema es que ahora no se conoce qué porcentaje de ellas son falsificadas. Lo que sí es claro es que se trata de un fraude millonario que afecta a todo el sector.