Determinan cómo afecta la psoriasis a la vida sexual

103

La psoriasis es una enfermedad crónica que afecta a la piel y se caracteriza por lesiones en forma de placas con descamación gruesa y enrojecimiento que puede producir picor y dolor. Expertos del laboratorio farmacéutico Ken Pharma han explicado que esta enfermedad comienza en el sistema inmune, “fundamentalmente en unas células de la sangre llamadas linfocitos T, que ayudan a proteger el cuerpo contra infecciones y enfermedades”.

Además han aclarado que “normalmente, el proceso de recambio celular de la epidermis es de 30 días, pero en las personas con psoriasis dura unos 4, lo que ocasiona una acumulación de células en la piel, que se manifiesta en forma de placas de escamas blanquecinas y descamación exagerada”.

Esta enfermedad suele cursar con brotes, esto es, con períodos de exacerbaciones y remisiones. Esto significa que las lesiones y el resto de los síntomas pueden aparecer, mejorar, desaparecer y volver a surgir al cabo de un tiempo.

La psoriasis modifica la apariencia física de la persona

Estas lesiones modifican la apariencia física de la persona afectada, “lo que puede ocasionar un importante impacto en su autoestima. De hecho, esta inseguridad puede afectar, de forma muy negativa a la vida sexual de la persona con psoriasis”, tal y como han añadido desde Ken Pharma.

Las alteraciones en la piel, el dolor y, sobre todo, las lesiones en los genitales, suponen una importante barrera para el sexo. “Los pacientes no suelen comentar en la consulta del dermatólogo si tienen afectación genital por su psoriasis o si tienen algún problema en la función sexual. Es una conversación que genera incomodidad, tanto para el paciente como para el dermatólogo y, por este motivo, no es un tema que salga con facilidad”, tal y como informa Alejandro Molina Leyva, dermatólogo del Hospital Virgen de las Nieves de Granada y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Este dermatólogo ha afirmado que muchas personas con esta enfermedad en los genitales tienen relaciones sexuales. Ha indicado que “como todos los aspectos de la psoriasis, es un proceso de ensayo y error hasta encontrar trucos que faciliten las cosas. Los hombres pueden encontrarse más cómodos usando preservativo y, tanto los hombres como las mujeres se beneficiarán del uso de lubricación para prevenir la irritación”.

Tratamientos de esta enfermedad

En cuanto a los tratamientos, cada vez existen más estudios, especialmente en el campo de los fármacos biológicos, que muestran que la mejora de la psoriasis va acompañada de una mejora en el funcionamiento sexual. Al mejorar la enfermedad, mejora el estado de ánimo, la estigmatización se reduce y, con ello, también mejora la función sexual.

Dependiendo del fármaco, los tratamientos biológicos se administran mediante una inyección subcutánea o bien por vía endovenosa, es decir, directamente por vena.