Por iniciativa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde 1953 se conmemora a nivel mundial el Día del Médico cada 3 de diciembre. Gracias a esta celebración se recuerda y reconoce la importancia labor de todos los galenos en el mundo.

Es claro que se trata de una de las profesiones más nobles que existen porque su objetivo final es completamente altruista. De esta manera, a continuación te enlistamos algunos de los motivos que hacen que te sientas orgullo de ser médico.

Ver la recuperación de los pacientes
Dentro de tus actividades cotidianas, siempre vas a atender pacientes que acuden contigo porque presentan un problema de salud. Gracias a tu preparación, capacitación y empatía puedes lograr no sólo su recuperación sino convertirte en su médico de cabecera y generar una relación a largo plazo.

Vocación de servicio
Una de las principales características para convertirte en médico es contar con una vocación de servicio. Con el transcurrir de los años es un aspecto que aumentará por tu contacto directo con los pacientes.

Profesión de prestigio
Si existe algo que hace sentirse orgullosos a todos los médicos es que se trata de una de las profesiones más respetadas del mundo. El simple hecho de observar a una persona con una bata blanca y un estetoscopio es suficiente para ser reconocido en cualquier lugar.

Aprendizaje interminable
Dentro de la profesión del médico no hay lugar para el conformismo ni el estancamiento. Para mantenerte al tanto de los avances dentro de tu profesión, lo ideal es que siempre procures cursar talleres o estudios que no sólo sean de valor curricular sino que te ayuden a mejorar continuamente.

Taboola