Diputados aprueban la creación del Registro Nacional para el Cáncer Infantil

Uno de los objetivos es capacitar a médicos generales, pediatras y equipo de enfermería para que logren identificar primeros signos del cáncer infantil.

111

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó con 406 votos a favor y ninguno en contra, el dictamen que expide la Ley General para la Detección Oportuna del Cáncer en la Infancia y Adolescencia. Además también se adiciona la fracción VI al artículo 161 Bis de la Ley General de Salud. Con esto, el objetivo de atender este padecimiento que es la principal causa de muerte entre los cinco y 14 años de edad.

El dictamen, enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, menciona que entre el 80 y 95 por ciento de los casos de cáncer infantil se pueden curar con medicamentos y con tratamientos como la cirugía, la radioterapia y las terapia inmunológica y celular como el trasplante de médula ósea, pero requiere una detección oportuna.

Nuevo registro de cáncer infantil

Con esta ley se logrará que el diagnóstico sea oportuno y se garantizará el acceso al tratamiento idóneo para combatir el cáncer infantil. También se establece la creación de un Registro Nacional para el Cáncer Infantil, un fondo nacional destinado a financiar a los beneficiarios que no tienen los recursos para trasladarse a la unidad médica y su tratamiento.

Este dictamen le apuesta a la especialización del personal médico y a la sensibilización de la población y propone crear una red de coordinación para revisión y tratamiento de los pacientes y un registro nacional, con el fin de brindar la detección oportuna, tratamiento integral y la disminución de la tasa de mortalidad.

De esta forma, la ley formará parte del nuevo modelo de salud junto con el Instituto de Salud para el Bienestar. Además, como ya se mencionó, se capacitará al personal para diagnosticar en etapas tempranas la neoplasia.

De manera más específica, se diseñará un programa de capacitación continua con el objetivo de que los médicos pasantes del servicio social, así como médicos generales de primer contacto, pediatras y equipo de enfermería, logren identificar oportunamente signos y síntomas de cáncer infantil.