El mayor problema con los tumores, incluido el cáncer de próstata, es la detección oportuna. Muchos pacientes no se revisan sino hasta que se presentan las etapas más avanzadas. Por ello, se buscan desesperadamente métodos que permitan un tamizaje regular. Estas pruebas, además, deben ser baratas y rápidas, idealmente deben usar muestras pequeñas o fáciles de obtener.

Una prueba así fue diseñada por el Colegio de Medicina Albert Einstein en Nueva York. Sus características fueron detalladas en un estudio publicado en The Journal of Molecular Diagnostics. Esta opción permitiría a los pacientes que luchan contra el cáncer de próstata saber si hay un riesgo de metástasis. Así, se podría saber, rápido, barato y sencillo, si deben usarse terapias más agresivas.

Proceso acelerado para detectar el cáncer de próstata

Harry Ostrer afirma que la prueba analiza la variación en el número de copias (CNAs). El autor líder del estudio apunta que estos cambios en el genoma provocan la expansión de los tumores. Entonces, se puede diagnosticar si el cáncer de próstata hará metástasis al observar este factor en sangre o en muestras de tejido. Con su método, se podría estimar el riesgo con más facilidad.

El impacto de esta información es doble. Asegurar terapia agresiva al momento de la diagnosis en pacientes con cáncer de próstata propenso a metástasis. Pero también proveer un acercamiento racional a la vigilancia activa. Esto, con el objetivo de no dar tratamiento excesivo a los hombres con tumores que evolucionan a un ritmo muy lento.

La prueba fue denominada Variación en el Número de Copias de Próxima Generación (NG-CNA). El sistema es capaz de analizar 902 sitios en 194 regiones genómicas. Por cada caso, se estima que el costo sea de entre 20 y 40 dólares. Además, se podrían tener predicciones precisas en poco más de 36 horas. Encima, solo se necesitaría una muestra de no más de 13 nanogramos.

Además de detectar el cáncer de próstata, el método también parece servir en otros tumores. En específico, el riesgo de metástasis para neoplasias de mama triple negativas y adenocarcinomas pulmonares. Al compararse los resultados del NG-CNA con el de biopsias tradicionales, se comprobó que tienen un alto grado de precisión. Además, los investigadores creen que pueden realizarse miles de pruebas a la vez. Así, se podrían acelerar todavía más el diagnóstico.